access_time 21:38
|
8 de junio de 2020
|
|
Volvió con su madre

Tiene 15 años, se entregó por un crimen y lo mandaron a la casa

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1591659061777Portada%20Juanpi%20Mar.jpg
El adolescente sospechado (se pixela el rostro por ser menor).

Se trata de uno de los menores acusados de matar en un asalto a Marcos Figueroa en Ciudad, hace poco más de una semana en un departamento destinado al trabajo sexual.

La causa por el crimen en el asalto a un departamento donde se ejercía la prostitución en Ciudad sigue sumando sospechosos, y el viernes se entregó un menor de 15 años que era buscado. Pero, debido a que es inimputable, los Equipos Técnicos Interdisciplinarios (ETI) dispusieron a las pocas horas que regresara a su casa, bajo la tutela de su madre.

El adolescente fue identificado por pesquisas del caso como uno de los asaltantes que irrumpieron en el domicilio céntrico y mataron a Marcos David Figueroa, un señalado proxeneta, cuando se escapaban del lugar con algunas pertenencias.

El expediente tiene a una mayor de edad detenida: Sofía Camila Ibarra (20), alias Camilita. Mientras que resta otra chica y tres varones más por capturar, todos menores de edad, según fuentes judiciales.

El viernes, la fiscal Claudia Ríos, que lidera la pesquisa, imputó a la joven por el delito de homicidio criminis causa en concurso real con asalto agravado por el uso de arma de fuego y por ser en poblado y en banda, calificación que prevé como única pena la perpetua.

En ese paso por la oficina de la representante del Ministerio Público, la Camilita se negó a declarar.

Casi en paralelo, detectives del caso se dirigieron hasta el domicilio de uno de los menores sospechados y, tras hablar con su madre, esta lo entregó y lo puso a disposición de las autoridades judiciales. Al igual que la joven detenida el día anterior, el adolescente se negó a aportar información alguna sobre el hecho.

Luego, se le dio intervención al ETI y los especialistas decidieron que quedara nuevamente a cargo de su progenitora. Eso, pese a que la mujer les había dado a entender a los policías que se le dificulta controlar a su hijo, revelaron fuentes cercanas a la causa.

El hecho

El asesinato tuvo lugar el domingo 31 de mayo alrededor de las 14.45, cuando sujetos llegaron a bordo de un remís e irrumpieron en el “bulo”, localizado en un complejo de Patricias Mendocinas 743 de Ciudad, a poco más de 50 metros del cruce con Colón.

Con armas de fuego, los sospechosos amenazaron a las tres trabajadoras sexuales que se encontraban en el lugar junto con Figueroa.

Cuando los maleantes se daban a la fuga, la víctima fatal los persiguió y uno de ellos le propinó un disparo en la cabeza con una pistola calibre 22.

El plomo le produjo a Figueroa graves daños, por lo que fue trasladado al Hospital Central, aunque ingresó con muerte cerebral. Pese a los esfuerzos médicos, el hombre pereció alrededor de las 20.

Primero se creyó que era un problema entre conocidos, pero luego se confirmó que se trató de un asalto.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.