access_time 15:43
|
15 de agosto de 2006
|
LA INTERNA

Terragno quiere ser el mediador radical

El senador propuso dialogar con las partes. Ayer, Roberto Iglesias tuvo duras palabras para con el intendente de Mar del Plata, quien está entre los radicales K.

    El presidente de la UCR, Roberto Iglesias, y el intendente de Mar del Plata,Daniel Katz, protagonizaron ayer un nuevo capítulo de la polémica entre el oficialismo partidario y los radicales K, quienes ratificaron que el vínculo con el kirchnerismo es “programático” y no “electoral”. En medio de la disputa, el senador radical independiente Rodolfo Terragno se presentó como un posible “mediador” entre ambas partes, al expresar su disposición de “dialogar serena y respetuosamente” con los radicales disidentes, para “tener la chance de convencer a algunos”, indicó.

    Después del acto en Vicente López, el que encabezaron gobernadores e intendentes radicales a favor del proyecto de concertación que impulsa el Gobierno, Iglesias cuestionó la actitud de ese grupo porque,“en vez de empujar el auto, le pisan las ruedas” al radicalismo, que atraviesa una fuerte crisis. Según dijo Iglesias, en diálogo con radio La Isla, “lo que debería hacer el radicalismo es discutir cómo mejorar el partido, buscar el cambio y no pensar en la otra vereda, como sucede ahora”.

   Por su parte, Katz justificó su participación en el disidente Movimiento Radical Federal, por el hecho de que “algo anda mal” en la UCR, si del 52% de los votos que obtuvo en las elecciones de 1982 se bajó a 2% en los últimos comicios presidenciales. “Queremos cambiar cierta mecánica interna del partido”, dijo Katz, quien afirmó que las conversaciones con el kirchnerismo son “programáticas, no tiene que ver con lo electoral”.

EL MEDIADOR. Terragno, quien ya recibió ofrecimientos de distintos sectores para ser candidato a jefe de Gobierno porteño, ratificó su posición “intransigente” respecto del Gobierno, lo que lo “acerca” a la conducción del partido, pero también afirmó que trata de “entender el proceso que lleva a algunos gobernadores e intendentes radicales a tener una posición distinta”. “Estoy dispuesto a dialogar con ellos, serena, respetuosamente. Me gustaría tener la chance de convencer a algunos”, indicó el legislador en declaraciones a medios porteños.

    El ex jefe de Gabinete delarruista advirtió además que: “Antes de elegir entre la K, la L o cualquier otra letra, hay que acordar un proyecto, que no puede ser un catálogo de deseos, sino un conjunto de metas, plazos e instrumentos”. Por fuera de la disputa entre radicales K y los partidarios del ex ministro Lavagna, se encuentran otros dirigentes, como Margarita Stolbizer y Nito Artaza, quienes desde sus propios movimientos insisten en que el radicalismo debería presentar una fórmula con candidatos propios en el 2007.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.