access_time 15:48
|
5 de mayo de 2020
|
|
Juicio abreviado

Tenía perpetua, mató a un compañero de celda y sumó otra pena

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15819845246791%20IMG_9048.jpg
Arredondo durante uno de sus pasos por los Tribunales provinciales.

Hugo Arredondo fue sentenciado a 14 años por el crimen de Nicolás Lozano, ocurrido en Almafuerte. Cumplía la máxima por otro asesinato.

En 2015, Hugo Eduardo Arredondo fue detenido por el homicidio en un asalto del ex militar Jorge Daniel Montillo, ocurrido en Las Heras.

Desde ese entonces, se encuentra tras las rejas y será difícil que algún día vuelva a pisar las calles, ya que no sólo fue condenado a perpetua años atrás por ese crimen, sino que este martes sumó una nueva sentencia por matar a un compañero de celda el año pasado.

En un juicio abreviado inicial, la fiscal de Homicidios Claudia Ríos acordó con la defensa una pena de 14 años por el asesinato de Nicolás Lozano, que sucedió en la cárcel de Almafuerte.

A través de una videoconferencia, la jueza María Julieta Espínola, del Juzgado Penal Colegiado N° 2, cerró el el pacto entre las partes y condenó al Mecha Arredondo, como le dicen, luego de admitir la autoría.

Esta no fue la única causa por la que recibió los 14 años: también fue acusado de apuñalar a otro interno en julio del año pasado con la complicidad del reo José Darío Bracamonte, se desprende de la instrucción, lo que le sumó la imputación de lesiones graves. 

Tras la sentencia se unificaron las penas, quedando sólo en una perpetua, ya que se trata del castigo máximo que se puede imponer, explicaron fuentes consultadas.

Por su parte, Bracamonte, quien pasaba sus días en Almafuerte cumpliendo una pena de 12 años de encierro, también acordó una pena con la fiscalía y recibió dos años de prisión por las heridas causadas al otro interno. 

En su caso también hubo unificación de pena y la Justicia cerró sus causas con 13 años de cárcel.

Pelea intramuros

El hecho que le valió su más reciente sentencia a Arredondo tuvo lugar la madrugada del miércoles 26 de diciembre en la el módulo 5 del ala 2 del complejo penitenciario de Cacheuta, Luján.

Fue en la celda 533 donde se había producido un altercado. Pero cuando los guardias llegaron hasta allí se encontraron con Lozano, conocido como el Ratita, inconsciente y con heridas cortantes.

Personal médico del penal lo asistió por los politraumatismos y múltiples lesiones de arma blanca que presentaba en la región temporal parietal y el cuero cabelludo.

Pero el estado de la víctima era delicado, por lo que debieron derivarlo al Hospital Central, a donde llegó sin vida.

La víctima se encontraba tras las rejas desde 2015 tras ser detenido por el asesinato de Claudio Gustavo De Luca, ocurrido en junio de ese año en el asentamiento San Agustín de Guaymallén.

Tras su deceso, personal de Homicidios tomó intervención y lograron establecer que Arredondo había discutido con el Ratita.

Al parecer, este último insultó a su madre, razón por la que lo atacó a golpes y con una punta, según la investigación.

Frente a eso, la representante del Ministerio Público lo imputó por homicidio simple, calificación por la que terminó condenado este martes.

En un asalto

La noche del 10 de marzo de 2015, minutos después de las 22, Montilla salió junto a su esposa de su casa del barrio Tamarindos II.

Cuando estaban por subir a su camioneta Toyota Hilux, sujetos aparecieron a bordo de un Fiat Siena rojo y los abordaron con arma de fuego.

La víctima se resistió cuando los maleantes le exigieron el rodado y uno de ellos le disparó en seis oportunidades, a menos de un metro de distancia.

Cuatro de los proyectiles impactaron en el cuerpo del ex militar, quien murió tras ser llevado al Hospital Carrillo.

Unos dos meses después, el Mecha Arredondo fue detenido por el asalto fatal.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.