access_time 08:59
|
12 de abril de 2019
|
Workmonitor

Tendencia: crecen en el país los procesos de Evaluación de Desempeño

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15550132094441.jpg

Según un estudio, el 82% de los trabajadores argentinos tiene procesos formales de este tipo.

La multinacional de Recursos Humanos, Randstad, dio a conocer los resultados del primer trimestre de 2019 correspondientes al Workmonitor, estudio que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamiento de los trabajadores en 34 países, incluida la Argentina.

Al consultar a los encuestados si en sus empresas realizan evaluaciones de performance, el 82% de los colaboradores argentinos afirmó tener un proceso de evaluación formal de desempeño, mientras que solo un 18% refiere no tener una instancia de evaluación de performance en su lugar trabajo.

Al indagar sobre la periodicidad en que son evaluados, los trabajadores argentinos indican tener evaluaciones de desempeño con una frecuencia: anual (23%); mensual (22%); trimestral (14%); semanal (13%) y semestral (10%).

En este sentido, del estudio surge que si bien el 79% de los colaboradores considera que la evaluación de desempeño es una instancia para que los jefes den una devolución formal de la performance de sus dependientes, el 82% de los consultados por Randstad afirma que estos procesos les permiten mantener una conversación abierta y franca con su superior al ser evaluado.

Según surge de la encuesta, el 57% de los trabajadores argentinos asegura que en su organización se los alienta a dar feedback a sus jefes por fuera de la evaluación de desempeño habitual. Por su parte, el 71% afirma que puede y se siente cómodo proporcionándole feedback a su superior así como recibiendo devoluciones sobre su desempeño. El 65% de los participantes también asegura que en sus lugares de trabajo se los alienta a proporcionar feedback entre colegas en todo momento.



Al profundizar sobre la manera en que los colaboradores comparten sus comentarios y devoluciones, el estudio revela que en la Argentina el 55% de los consultados da su feedback en persona; el 11% lo hace a través de encuestas online; el 11% por escrito; 2% utiliza otras vías y el 21% restante no es consultado por feedback dentro de sus organizaciones.

Sobre los datos arrojados por el informe, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, sostuvo: "En medio de tantos cambios en el mundo del trabajo, las empresas están hoy pasando de procesos de evaluación tradicionales a herramientas y sistemas más horizontales y periódicos, utilizando el feedback en tiempo real para lograr conversaciones significativas y enfocadas en el desarrollo del talento de su gente. Este nuevo enfoque busca que todos los empleados tengan la oportunidad de recibir y brindar devolución regularmente para mejorar su desempeño, algo que las herramientas de evaluación tradicionales no ofrecen".



De acuerdo a los datos arrojados por el estudio de Randstad, los trabajadores argentinos consideran que recibir y dar feedback es algo positivo porque: los ayuda a tener una idea clara de sus objetivos y cómo alcanzarlos (46%); aumenta su motivación (40%); los hace sentir parte de un equipo (36%); los ayuda a aprender y desarrollarse (31%); mejora la comunicación (27%) y hace que desempeñen su trabajo de forma más eficiente (23%).

Sin embargo, en ocasiones, el proceso de feedback también puede genera tensiones y percibirse como algo negativo. En este sentido, los participantes consultados para el Workmonitor en nuestro país consideran que recibir y dar devolución es algo negativo ya que: les cuesta no tomar el feedback negativo como algo personal (32%); no saben cómo reaccionar (24%); los hace sentir incómodos (14%); los hace sentir vulnerables (14%); los lleva a una mala comunicación y a un ambiente de trabajo negativo (8%).

Del estudio de Randstad también surge que en Argentina el 49% de los colaboradores indica que su empleador organiza capacitaciones sobre cómo recibir y dar feedback, valor que supera levemente a la media global que es del 45%.

La revisión anual del desempeño ha sido durante mucho tiempo el único momento en que un empleado era evaluado por su jefe directo. Sin embargo, los cambios en el mundo del trabajo están llevando a relaciones laborales menos estructuradas, donde las evaluaciones de desempeño tradicionales y rígidas están cayendo en desuso y son reemplazadas por variantes más flexibles y dinámicas. En este sentido, el último informe Workmonitor revela que, hoy en día en la Argentina, el 53% de los empleadores utiliza los comentarios en tiempo real como método para evaluar a su fuerza laboral, superando en un 7% a la media global que es del 46%.

"En Randstad, hace aproximadamente dos años, comenzamos a modificar la evaluación anual de desempeño, migrando hacia un modelo que llamamos "Grandes Conversaciones", en el que se alienta a los colaboradores a intercambiar regularmente opiniones tanto con sus jefes directos como con sus pares. También organizamos sesiones de capacitación para nuestros empleados para ayudarlos a adaptarse a esta nueva forma de compartir y recibir feedback", agregó Ávila.

Fuente: IProfesional.com

 

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.