access_time 13:55
|
24 de julio de 2006
|
NEGOCIACIONES

Tel Aviv aceptaría la presencia de una fuerza de paz de la OTAN

El ministro israelí de Defensa, Amir Peretz, manifestó ayer la disposición de su gobierno a aceptar el despliegue de una fuerza multinacional, que sería de la OTAN, en la región de Líbano que linda con Israel

           Peretz hizo estas declaraciones tras una entrevista con el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, uno de los diplomáticos que visitan estos días Israel para buscar una solución negociada a la crisis. Hasta ahora, Israel ha insistido en que sus ataques contra Líbano se deben a que ese país no cumplió las resoluciones de la ONU por las que su Ejército regular debía desplegarse en la frontera, y ha asegurado que, con su campaña, trata de forzar a Beirut a asumir su responsabilidad y desplazar a la guerrilla.


         Pero en la reunión con Steinmeier, Peretz dijo que Israel está dispuesto ahora a aceptar el despliegue de una fuerza multinacional en Líbano, porque se ha dado cuenta de “la debilidad del Ejército libanés”. “Apoyamos el despliegue de una fuerza multinacional con una amplia autoridad”, dijo Peretz, en alusión al hecho de que la actual Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (UNIFIL) no dispone de esa autoridad. La nueva fuerza internacional sería de la OTAN y debería, además de desplazar al grupo chíi Hezbolá de la frontera de Líbano con Israel, prevenir el contrabando de armas desde Siria, añadió Peretz.


       Mientras tanto, Israel seguirá con su operación militar hasta cumplir “los objetivos que nos hemos fijado”, dijo. Israel continúa sus operaciones militares contra Hezbolá en Líbano, aunque ha empezado una serie de visitas diplomáticas.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.