access_time 11:22
|
22 de septiembre de 2022
|
|
Se fue volando

Video: Rolls Royce le da un golpe durísimo al sucesor del Concorde

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1663850056524Boom%20Supersonic%20Rolls%20Royce.jpg

El fabricante de motores aeronáuticos realizó un importante anunció que afecta directamente al desarrollo del avión supersónico Oberture.

La carrera por el nuevo avión supersónico que continuará el legado del mítico Concorde suma un nuevo, y complejísimo, obstáculo: Rolls-Royce (RR), el fabricante de motores que había firmado en 2020 un acuerdo de colaboración con Boom Supersonic y por el que desarrollaría los motores que necesita el avión Overture, comunicó que no seguirá trabajando en el proyecto.

Según informa AINonline, el fabricante ha dicho que "tras una cuidadosa consideración, Rolls-Royce ha determinado que el mercado de la aviación supersónica de negocios no es actualmente una prioridad para nosotros y, por lo tanto, no seguiremos trabajando en el programa en este momento. Ha sido un placer trabajar con el equipo de Boom y les deseamos mucho éxito en el futuro".

La confirmación no es una sorpresa, ya que el pasado mes de julio Jon Ostrower, a través de su publicación The Air Current, había indicado que RR no invertiría dinero propio en el desarrollo de soluciones que le quitaran protagonismo a los proyectos actualmente en marcha: principalmente el Ultrafan y el Pearl 10X.

Hace unos días, descartó seguir adelante con la conversión del banco de pruebas de un Boeing 747-400 que compró a Qantas en 2019, sencillamente porque los esquemas de prueba del Ultrafan no justifican tener dos plataformas ni actualizar la existente.

La salida de Rolls-Royce del proyecto supersónico puede tener graves implicaciones en un calendario ya extremadamente optimista: Boom, la empresa desarrolladora del sucesor del Concorde, espera tener el prototipo Oberture listo en 2025, un primer vuelo en 2026 y la entrada en servicio -con certificación y todo- para 2029. Todo ello, con un detalle: ni siquiera está construida la fábrica en la que se va a montar el avión, que aún no tiene motores.

Se espera que Boom ponga la primera piedra de su megafábrica en Greensboro (Carolina del Norte) antes de 2023, lo que deja tres años para conseguir un motor y avanzar en la construcción del prototipo. En la industria de la aviación comercial, tres años es relativamente poco tiempo, casi nada.

Un desarrollo de complejidad relativamente análoga como el Boeing 787 Dreamliner tardó 8,5 años, desde el primer anuncio hasta la certificación. El Airbus A350, 11 años entre el primer diseño y la entrada en servicio. Sin embargo, la complejidad de la certificación de un avión como el Overture no es comparable a lo que supuso el desarrollo de los dos aviones de fuselaje ancho de Airbus y Boeing. Más allá de la incorporación de materiales, detalles de diseño y tecnologías realmente disruptivas, siguen siendo aviones comerciales que operan dentro de un espectro conocido: subsónico-transónico.

El avión supersónico tiene pedidos por un total de 206 unidades. Para los que apostaron por que el Overture se hiciera realidad, el esperado anuncio no cambia demasiado las cosas. La aerolínea American Airlines se apuró a aclarar a AIN que la carta de intenciones que firmaron con Boom tiene una cláusula lógica y comprensible de salida indemne del trato.

La aerolínea United tiene cláusulas similares y nada hace pensar que el resto de los clientes potenciales de Boom, Japan Airlines y Virgin Group más un par de clientes no identificados, no hayan sido cubiertos de la misma manera.

Boom tiene dos opciones: tranquilizar a los inversores, subir la apuesta y buscar un fabricante de motores valiente y con el coraje, o la temeridad, de desarrollar un motor en menos de tres años; o aprovechar la salida libre, culpar a Rolls-Royce y salirse de un proyecto que se enfrenta a enormes retos técnicos, pero a una quimera comercial aún mayor.

Si consigue volar, y eso es un gran "si”, mantener el vuelo del Overture requerirá que sea rentable y ecológicamente eficiente. Y ese misterio es diez veces mayor que el de quién proporcionará los motores.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.