access_time 19:28
|
26 de julio de 2021
|
|
Clean energy

China se apresta a revelar su reactor nuclear limpio, el primero del mundo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1627338530795Energia%20nuclear%20limpia%20RUSIA.jpg

Utiliza elementos menos contaminantes, no requiere de agua y no puede utilizarse como plataforma para diseñar armas nucleares.

LiveScience informa que China ha esbozado planes para construir el primer reactor nuclear comercial "limpio" utilizando torio líquido y sal fundida.

El primer prototipo de reactor debería estar listo en agosto para luego en septiembre poder comenzar con las pruebas correspondientes. Un reactor comercial a gran escala debería estar listo en 2030.

Esta tecnología no sólo será menos agresiva con el medio ambiente, sino que mitigará algunas controversias políticas. Los reactores convencionales de uranio producen residuos que permanecen extremadamente radiactivos durante 10.000 años, lo que requiere contenedores de plomo y una amplia seguridad para su almacenamiento. Los residuos también incluyen plutonio 239, un isótopo crucial para las armas nucleares. También corren el riesgo de derramar niveles dramáticos de radiación en caso de fuga, como se vio en Chernóbil, y grandes volúmenes de agua, lo que descarta su uso en climas áridos.

Los reactores de torio, sin embargo, disuelven su elemento clave en una sal de flúor que produce principalmente uranio 233, que se puede reciclar mediante otras reacciones. Otros restos de la reacción tienen una vida media de "sólo" 500 años, lo que sigue sin ser espectacular, pero es mucho más seguro. Si hay una fuga, la sal fundida se enfría lo suficiente como para sellar el torio y evitar fugas importantes. La tecnología no requiere agua y no puede utilizarse fácilmente para producir armas nucleares. Se pueden construir reactores en el desierto, lejos de la mayoría de las ciudades, y sin que ello suponga un aumento de los arsenales de armas nucleares.

Por ello, China está construyendo el primer reactor comercial en Wuwei, una ciudad desértica de la provincia de Gansu. Las autoridades también lo ven como una forma de fomentar la expansión internacional de China, que tiene previsto construir hasta 30 en países que participan en la iniciativa de inversión "Cinturón y Ruta". En teoría, China tendría la posibilidad de ampliar su influencia política sin contribuir a la proliferación de armas nucleares.

Eso podría preocupar a EE.UU. y a otros rivales políticos que están detrás de los reactores de torio. El reactor Natrium, de Estados Unidos, por ejemplo, aún está en desarrollo. Aun así, podría contribuir en gran medida a la lucha contra el cambio climático y a cumplir el objetivo de China de ser neutral en cuanto a emisiones de carbono para 2060. El país sigue dependiendo en gran medida de la energía del carbón, y no hay garantía de que las fuentes renovables vayan a satisfacer la demanda por sí solas. Los reactores de torio podrían ayudar a China a desprenderse del carbón con relativa rapidez, especialmente los reactores de pequeña escala que podrían construirse en periodos más cortos y llenar los huecos donde las plantas más grandes serían excesivas.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.