access_time 15:56
|
21 de mayo de 2007
|
|
INSÓLITO

Taxista perdido: se había ido de fiesta

Marcelo Lembo (29) se encontraba desaparecido desde el jueves a la mañana. Un gran despliegue, que incluyó hasta el helicóptero de Seguridad, fue montado en su búsqueda. Se escapó para pasar una noche de diversión.

    Rastrillajes aéreos, allanamientos e intensas búsquedas por toda la zona del Acceso Este y la calle Ponce de Guaymallén. Todos estos recursos fueron desplegados entre el viernes y el sábado por la Policía y la Justicia en busca de Marcelo Lembo, el taxista de 29 años que se encontraba desaparecido desde el jueves, cuyo vehículo había sido hallado el sábado en Rodeo de la Cruz, Guaymallén. Finalmente, el conductor apareció ayer a la madrugada en la estación de servicio ubicada en Tirasso y Godoy Cruz, indicándole a uno de los bombistas que había sido golpeado en la cabeza y que no recordaba bien qué le había sucedido. Casualmente, en ese momento pasaba un móvil policial por el lugar. Los uniformados, tras entrevistar a Lembo, lo trasladaron al Hospital Central.

    Según indicó el taxista, en las pocas precisiones que pudo aportar sobre lo acontecido, había recibido un golpe en la cabeza, aunque no recordaba las circunstancias. Según indicó, el golpe le produjo pérdida de conocimiento. No obstante, fuentes policiales indicaron que –de acuerdo a los testimonios recogidos por el caso– Lembo se habría aventurado en una larga noche de diversión. Sin embargo, el taxista no habría estado dispuesto a reconocer su decisión de irse de juerga porque está casado. El fiscal Eduardo Martearena ha citado a Lembo para que hoy amplíe su versión sobre el episodio.

MALESTAR. En tanto, fuentes policiales indicaron que hay un fuerte enojo por las derivaciones del caso, dado que la desaparición provocó que el Ministerio de Seguridad e, incluso, la Justicia movieran tierra y cielo para dar con el sujeto. Desde el viernes se venían desplegando fuertes operativos y allanamientos en diferentes zonas de Guaymallén, especialmente en la zona en la que apareció, intacto, el vehículo del taxista. El enojo se exacerba aún más, considerando que el clima está todavía sensibilizado por el hallazgo del cuerpo sin vida de la niña Micaela Reina. El cadáver de la chica de doce años fue hallado en una pileta de una bodega de calle Sarmiento, de ese mismo departamento, y la denuncia que había ingresado era también por averiguación de paradero.

SIN NOTICIAS. El taxista se había ausentado de su domicilio desde el jueves a la mañana. Ese día salió a trabajar, como lo hace habitualmente, a bordo del interno 339 de la empresa Radio Móvil. A las 4 del viernes tenía que entregar el vehículo a su propietario,Cayetano Lamotta, pero el traspaso nunca se hizo efectivo.

    Alertados por la situación, familiares de Lembo radicaron la denuncia en la Oficina Fiscal Nº9 de Guaymallén y desde ese momento comenzó la búsqueda, que incluyó a personal de Investigaciones, Canes, Bomberos, además del helicóptero. El sábado, el Chevrolet Corsa apareció intacto, abandonado en el interior de una propiedad, ubicada en Ponce y carril Nacional. Pese a que en ese momento se dispuso un allanamiento en ese domicilio, no se pudo dar con el paradero del hombre.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.