access_time 15:43
|
15 de agosto de 2006
|
LO QUE VIMOS

Spinetta, un apasionado

El músico se presentó el domingo y se entregó por completo.

    Cuarenta minutos después de lo pautado (el show debía comenzar a las 21), el auditorio Ángel Bustelo se colmó con la presencia del mítico Luis Alberto Spinetta, que llegó a la provincia para presentar su reciente producción, Pan. La sala, llena de fervientes seguidores, la puesta simplista, la reducida banda y el vestuario sport con que se presentó el artista dieron, desde el comienzo, la pauta de que el que se viviría sería un recital de tal contundencia musical que cualquier elemento de relleno utilizado para la ocasión hubiera quedado sin efecto.

    Así, en un fluir de sonidos que se desprendieron del neto rock para atravesar los rigurosos caminos del jazz y, en algunos momentos, un pop muy bien logrado, El flaco, acompañado por Nerina Nicotra (bajo), Claudio Cardone (teclado) y Sergio Verdinelli (batería), demostró, durante casi tres horas, su versatilidad y un estilo que, como esgrimió un fanático desde una butaca, “es como el vino, porque mejora con los años”.

LÍRICA Y NATURALIDAD. Apenas comenzado el concierto, un silencio omnipresente confirmó el deseo de todos de escuchar y de dejarse llevar por la voz y los acordes de un Spinetta riguroso. Allí, en medio de la penumbra y un ambiente místico que, como todo lo que pasó en el Bustelo, fluyó con mucha naturalidad, empezaron a sonar los primeros acordes de ese Pan tan “espiritual” . Atado a tu frontera, una efectiva fusión de rock y pop, Sin fin, que dejó percibir ciertos aires setentosos con tintes de utopía y romanticismo, y No habrá un destino incierto fueron los temas (todos pertenecientes al nuevo disco) que rompieron la bisagra y permitieron al artista fundirse con su público en una entrega que fue total.

    Más allá de algunas versiones, como la que el artista hizo de la canción de Fito Páez Las cosas tienen movimiento (que en nada se pareció a la versión que en algunas oportunidades ha brindado Juan Carlos Baglietto), de clásicos como Los niños que escriben en el cielo y El idiota, lo cierto es que el cantautor demostró, minuto a minuto, su capacidad para pasar armónicamente y adaptando a cada estilo su inconfundible tonalidad vocal, de una balada como Laura va, a la fuerza de Buenos Aires alma de piedra o el blues de Yo miro tu amor.

    Esto prueba la versatilidad y el talento del Flaco, dos atributos que le pertenecen por sobre todas las cualidades musicales que pueda detentar. Seguramente, para aquéllos que poco conocen sobre el verdadero Spinetta, el recital fue bastante lineal. A decir verdad, no se trató de un repertorio reconocible, sino más bien desconocido.

    Sin embargo, nadie puede negar que, más allá de la antigüedad de algún tema interpretado, el músico entregó, en grandes dosis, letras sencillas pero de gran agudeza, planteos filosóficos y meditaciones del mejor calibre (como propuso en Preconición), una característica típica de alguien como Spinetta que, además de aprovechar su destreza musical, utiliza su genio para dar forma a verdaderas poesías. Por eso es que, aunque cuesta mucho englobar el recital en una sola definición, puede decirse que en él confluyeron tres factores esenciales: musicalidad, simbolismo y evocación.

NUEVOS SOCIOS. Tanto Nicotra, la blonda que se hizo responsable del bajo y que recibió los mejores halagos, Cardone, quien ofreció un solo de piano digno de destacar, como Verdinelli en la batería, todos siguieron acordemente las pretensiones del ex Pescado Rabioso. Una vez sobre el escenario, los cuatro músicos fueron uno con Spinetta que, atento a cada momento musical, se ocupó de todos los detalles, incluso, se tomó el tiempo para adecuar su guitarra cuando fue necesario. Así transcurrió el encuentro entre el Flaco y los mendocinos, un concierto con composiciones y estilos varios, de reflexiones y planteos musicales, un verdadero viaje por todo lo que fue y es Luis Alberto Spinetta, un músico que, además de estilo y virtudes, transmite historia y alma.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.