access_time 15:19
|
2 de septiembre de 2006
|
|

JUSTICIA VS. GOBIERNO

Sorpresivo reclamo de suba salarial

El presidente de la Corte le pidió al gobernador que les otorgue una suba de 10%, retroactiva a julio, a los jueces no indexadores. Obtuvo un rotundo no de Cobos.

    Un sorpresivo pedido de aumento de sueldo para los jueces que no indexaron sus salarios marcó la reunión que ayer tuvieron el gobernador Julio Cobos y Jorge Nanclares, presidente de la Suprema Corte de Justicia. Nanclares llegó al mediodía al cuarto piso de la Casa de Gobierno con un temario en el que, lejos de lo que se esperaba, el primer punto fue el reclamo de una recomposición de 10%, retroactiva a julio, “para achicar la brecha” que existe entre los magistrados que no han percibido la indexación y los que sí, la que es actualmente de 17%.

    El planteo fue rechazado de manera inmediata por Cobos, quien indicó que la política salarial de este año “está cerrada para toda la administración pública”, a lo que agregó que el Gobierno sigue sin reconocer la indexación, que es la base del reclamo, como un derecho de los magistrados. Si bien Nanclares y Cobos intentaron disimular la discusión y aseguraron que hubo acuerdo en otros temas, el presidente de la Corte avisó que si el gobernador no acepta pagar la suba, elevará el pedido a la Legislatura, para que se incluya en el presupuesto 2007.

MANIOBRA. La estudiada maniobra judicial estuvo respaldada por un cálculo: según el documento que Nanclares le entregó a Cobos, el presupuesto 2006 de la Justicia tiene un sobrante de 1.873.297 pesos que se podría utilizar en mejoras salariales. La Corte propuso que una parte de esa plata (663.000 pesos) se emplee para darles 10% de aumento a los 175 jueces no indexados. Si el Ejecutivo diera esta suba, quedaría apenas una diferencia de 7% entre los sueldos de los jueces que se plegaron a la política salarial que impuso el Gobierno y los que, en cambio, embargaron cuentas del Estado para cobrar la indexación.

    Pero Nanclares también pidió incrementos para el personal del Poder Judicial: 10% para los funcionarios y prosecretarios (599), lo que insumiría 707.000 pesos del sobrante presupuestario, y 13% para los funcionarios abogados que tienen bloqueo de título (262), lo que generaría un gasto de 502.625 pesos. El presidente de la Corte provincial argumentó que la propia Corte Nacional ve con buenos ojos que se achique la diferencia salarial entre los jueces de todo el país para que exista homogeneidad.

    Y la misma lógica empleó para proponer que se asimilen los sueldos dentro de la Justicia mendocina, donde por lo menos 200 magistrados han logrado mejoras salariales gracias al pleito judicial por el viejo convenio de la indexación. “Por la misma tarea debe haber la misma remuneración, y esto requiere un reordenamiento salarial”, agregó Nanclares. Pero del otro lado no hubo eco, ya que Cobos se plantó en la decisión de no reconocer la indexación salarial como un beneficio legítimo, hasta que un fallo de fondo de la Corte Nacional diga lo contrario.

     La única ventana que Cobos les dio a los jueces fue la posibilidad de otorgar un aumento el año que viene, cuando haya mejoras para la totalidad de la administración pública. “Siempre y cuando se respete que la indexación no corre más”, advirtió. Fuera del entredicho salarial, tanto el gobernador como el presidente de la Corte hablaron de mantener las “relaciones institucionales”, en una charla que duró más de una hora y en la que también se discutieron medidas operativas para mejorar la Justicia. Entre ellas figuró la continuidad de la aplicación del nuevo Código Procesal Penal: Nanclares pidió aumentar la cantidad de policías que actúa para la Justicia en la investigación de los casos, y el gobernador Cobos aceptó.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.