access_time 23:45
|
25 de septiembre de 2006
|
|
CINE

Sorín no suscitó gran entusiasmo

El realizador presentó El camino de San Diego en el Festival de San Sebastián.

    La tercera jornada de Festival de San Sebastián tuvo como marco un día soleado en el que figuras de la talla de Max von Sydow, Steve Buscemi y Bruno Ganz aterrizaron en el País Vasco. Sin embargo, la presencia argentina también se hizo sentir de la mano del realizador argentino Carlos Sorín, quien presentó su filme El camino de San Diego. La cinta es la única producida en Latinoamérica que participa de la Competencia Oficial y pelea por la Concha de Oro, máximo galardón del certamen.

EL NIÑO MIMADO. Sorín es uno de los directores mimados de este festival desde que ganó el Premio Especial del Jurado con Historias mínimas, en el 2002, y también tras alzarse con el de la crítica internacional (Fipresci) en el 2004, con su película El perro. Más allá de este detalle, según comentaron asiduos concurrentes a la muestra, el realizador fue bien recibido por el público pero no suscitó el entusiasmo que cosechó con sus filmes anteriores. Sin embargo, Sorín no pareció afectado por tal recibimiento.

    Generando cierta sorpresa, sobre todo en los enviados argentinos, el realizador afirmó en la conferencia de prensa posterior a la exhibición matutina de la cinta, que El camino de San Diego es el fin de un modo de filmar que me caracterizó en la última década y marcó mi estilo con un sello inconfundible”. “Si yo veo Historias mínimas, El perro y esta película, es evidente que tienen un discurso común, que participan de un mismo lenguaje y creo que eso tiene sus pros y sus contras y puede convertirse en un arma de doble filo, porque puede llevar a la repetición”, aseguró el realizador ante la prensa internacional, flanqueado por su hijo Nicolás, responsable de la música del filme, el primer actor Ignacio Benítez y los productores de la cinta.

EL BROCHE DE ORO. Un filme que suscitó gran adhesión y que fue largamente aplaudido por el público en su primera función fue el documental Forever, de la realizadora peruana residente en Holanda, Heddy Honigmann, que ensaya una reflexión sobre la eternidad a partir de las tumbas y los visitantes del histórico cementerio de París, Pere- Lachaise. La cinta se demora en los visitantes del famoso camposanto parisino para ir tejiendo distintas historias sobre la memoria de los que ya no están. Honigmann, de más de 20 años de trayectoria en el documental, recorre las tumbas de grandes artistas como Frederich Chopin y Marcel Proust.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.