River enfrenta a Gremio en el Monumental

access_time 18:06
|
10 de enero de 2018
|
¿Terminator?

Sophia, la robot ciudadana saudí, ahora camina

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1515618327418SOPHIA%20LEGS%20COVER.jpg

El aparato, capaz de mantener conversaciones con humanos gracias a la Inteligencia Artificial, tiene piernas para desplazarse.

Apenas meses después de que hiciera historia convirtiéndose en el primer robot al que se le concede la ciudadanía legal, a Sophia le han dado piernas.

El robot humanoide, capaz de mantener una conversación con los humanos, puede avanzar ahora lentamente.

Sophia representa un notable "crecimiento de las máquinas" que promete -o amenaza- revolucionar la relación del hombre con la tecnología.

Sophia surgió hace dos años como una superinteligente cabeza robótica con cara humana capaz de parpadear, mirar de un lado a otro y mantener una conversación.

La humanoide, inspirada en Audrey Hepburn, fue diseñada por la firma de Hong Kong Hanson Robotics, se convirtió en el primer robot con derechos legales.

En el CES de Las Vegas de este año, la firma anunció que le han dado a Sophia un par de piernas mecánicas que producen movimiento más parecido al de Frakenstein que al de una refinada mujer normal.

Sophia es capaz de simular más de 60 expresiones faciales diferentes, rastrear y reconocer rostros, mirar a la gente a los ojos y mantener conversaciones naturales.

Su aspecto es más humano gracias a un material que imita la musculatura y la piel humana real, algo que le permite parecer más expresiva.

Sofía fue creada por David Hanson de Hanson Robotics, quien dijo: "Busco la realización de máquinas Genius - máquinas con mayor inteligencia humana, creatividad, sabiduría y compasión”.

“Creemos que con una asociación simbiótica con nosotros, nuestros robots evolucionarán para convertirse en máquinas geniales super inteligentes que pueden ayudarnos a resolver los problemas más desafiantes que enfrentamos aquí en el mundo".

Hanson se asoció con Rainbow Robotics y DASL (Drones and Autonomous Systems Lab) para ayudar a Sophia a convertirse en un humanoide de pleno derecho.

Y el primer paso en su evolución fue añadir a su cerebro y cabeza a un cuerpo robótico altamente sofisticado, llamado DRC-HUBO, desarrollado por científicos de Corea del Sur.

“Integrar a Sophia con un cuerpo que puede permitirle caminar, completa su forma física para que pueda acceder a toda la gama de experiencias humanas, lo que le ayudará a aprender a vivir y caminar entre nosotros", afirmaron los creadores de Sophia.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.