access_time 09:48
|
19 de julio de 2007
|
|
BRASIL

Son 200 los muertos por la caída del avión

La tragedia es la mayor en la historia aeronáutica de ese país. Confirmaron que una de las víctimas es argentina, Alejandro Camozzi

        Los equipos de rescate seguían trabajando ayer en el escenario del peor accidente de la historia de la aviación brasileña, en el que se teme que hayan muerto casi 200 personas, la gran mayoría carbonizadas. Por ahora, han sido recuperados 157 cuerpos, con lo que se eleva a 160 el número confirmado de víctimas mortales, ya que tres personas heridas de gravedad en el accidente, todas ellas trabajadoras en un edificio con el que chocó el avión, fallecieron en los centros médicos a los que fueron trasladados.


          Además, la compañía TAM informó que seis de sus empleados que trabajaban en tierra han sido dados por desaparecidos. Tres de los fallecidos ya han sido identificados, entre ellos uno de los pasajeros, quien pudo ser reconocido por familiares, y dos que estaban en tierra, informaron fuentes oficiales. La labor de identificación de los cuerpos será ardua y penosa, a juzgar por el estado de los cuerpos, y necesitará de exámenes forenses que se apoyen, entre otros, en historiales médicos de las víctimas.


           En el lugar del accidente todavía se percibía ayer el humo y un olor penetrante, principalmente a plástico quemado. Los grupos de rescate trabajaban en medio de escombros, hierros retorcidos y calcinados. La empresa TAM ha divulgado una lista completa de los ocupantes del avión, sobre la que hubo bastante confusión, porque inicialmente se informó que había 176 personas pero se después revisó la cifra a 180 y finalmente reconoció que eran 186. Entre los fallecidos ya confirmados está el diputado Julio Redecker, miembro del Partido de la Social Democracia Brasileña y líder de la minoría opositora en la Cámara Baja.


           El embajador de Argentina en Brasilia, Juan Pablo Lohlé, confirmó, por su parte, que otro de los fallecidos es un argentino radicado en Porto Alegre, al que identificó como Alejandro Camozzi. El accidente ocurrió en el aterrizaje de un Airbus A320 de TAM procedente de Porto Alegre (estado de Rio Grande do Sul), en el aeropuerto de Congohnas, situado en pleno corazón de San Pablo.


         El aparato tocó la pista de aterrizaje pero, según testimonios de autoridades y testigos, pasó rasante por la pista más allá del límite, atravesó la barrera de seguridad, sin llegar a tocarla, y se estrelló contra una edificación de TAM Express, filial para transporte de carga de TAM. Según fuentes oficiales, el avión iba a una velocidad excesiva cuando tocó la pista y pudo haber intentado remontar el vuelo pero esta circunstancia aún no está confirmada. La colisión provocó un incendio de grandes proporciones, que no llegó a alcanzar los depósitos de una estación de gasolina adyacente, algo que habría causado un desastre mucho mayor.


             La noticia del accidente hizo que familiares de pasajeros se apresuraran a exigir informaciones a TAM, tanto en Porto Alegre como en San Pablo, y que se vivieran escenas de dolor, crisis de nervios e impotencia en ambas ciudades. Las autoridades han abierto una investigación sobre las causas del accidente.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.