access_time 19:05
|
22 de septiembre de 2006
|
|
HUMOR

Somos basura

En las acequias de Mendoza uno puede encontrar envases de gaseosas, vasitos plásticos, bolsitas plásticas, prendas íntimas, zapatillas de ambos pies (distintos modelos), muñecas evisceradas, tías solteronas aún usables, lavarropas a paleta, Citröen 2CV, un afiche de Genoud, cualquier cosa, menos agua.

    En las acequias de Mendoza uno puede encontrar envases de gaseosas, vasitos plásticos, bolsitas plásticas, prendas íntimas, zapatillas de ambos pies (distintos modelos), muñecas evisceradas, tías solteronas aún usables, lavarropas a paleta, Citröen 2CV, un afiche de Genoud, cualquier cosa, menos agua. Pues la lluvia de la otra semana vino a confirmar esta apreciación humorística. La lluvia colapsó las acequias, o, en todo caso, las acequias colapsadas de basura no tuvieron espacio para el agua de más y, entonces, la basura afloró, salió a la superficie, y arriba de la basura algunos pericotes navegando sobre una cáscara de sandía cosecha 1956.

    Se sacaron 70 toneladas de residuos de calles y acequias de esta ciudad, pero el dato más significativo es que en condiciones normales, sin lluvia, la muni de la capi junta 2.000 toneladas de desperdicios al mes de calles y cunetas. O sea, un promedio de 14 kilos de basura por habitante. Y pensar que decimos que esta es la ciudad más limpia del país. ¿Cómo serán las otras? No sé en qué momento cambió la historia, mutó nuestro pensamiento, pero yo recuerdo que cuando vine a Mendoza las acequias servían para llevar agua, no para llevar basura. Volvamos a las fuentes, muchachos, y que sean fuentes de agua clara.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.