access_time 12:58
|
19 de diciembre de 2006
|
|
SU PAPÁ REGRESÓ AL PAÍS

Soledad vivió el reencuentro más esperado

La excusa fue acercarle las cámaras hasta su casa para que ofreciera un balance del 2006, pero recibió la noticia más inesperada: después de seis años, su padre volvió para quedarse

          Anoche, cerca de las 21.30, la reina nacional de la Vendimia 2006, Soledad Reina, se reencontró con su padre, recién llegado desde Estados Unidos. Gracias a la complicidad de un familiar, las cámaras de Canal 9, pudieron revelar el encuentro más esperado por Raúl y su familia. Las lágrimas y los constantes agradecimientos signaron el móvil en vivo que se había dispuesto en la casa de la soberana para el reencuentro con su padre. El encuentro de la joven con Raúl se había visto frustrado, meses atrás, cuando las autoridades de la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires negaron a la reina la posibilidad de ingresar a aquél país, argumentando la imposibilidad de otorgarles la visa tanto a ella como a su hermana que la acompañaba.


         En aquel momento, Soledad había viajado a Alemania en una gira oficial y en representación de la vitivinicultura mendocina, pero regresó con la tristeza de no poder concretar su mayor anhelo, volver a ver a su padre después de seis años. Raúl debió emigrar en medio de una de las peores crisis económicas que debió soportar el país en busca de una oportunidad laboral que le permitiera mejor las condiciones de vida a su mujer y las tres hijas.



        En vivo, ante las cámaras de Canal 9, el hombre confirmó que regresó para quedarse a vivir en Mendoza y comentó que fueron seis años duros, pero debió emigrar porque la crisis no le permitía permanecer en la provincia. Minutos antes de que Raúl apareciera ante los ojos de Soledad, la reina sostuvo que su balance del 2006 es positivo. La joven remarcó los viajes que debió hacer en representación oficial como una de las mejores experiencias que le tocó vivir.



        No olvidó mencionar el cariño de la gente y agradeció a su intendente,  Adolfo Bermejo, por el apoyo recibido durante los meses de reinado. Además, la joven soberana, aseguró que el reinado le permitió crecer. “Tener que viajar sola a otros países me hizo madurar”, sostuvo. Andrea Soledad Reina fue consagrada en el 2006, cuando se celebraba el capítulo central del 70º aniversario de la fiesta más importante de los mendocinos que homenajea al fruto de la cosecha.


       La morocha de 1,75 de altura fue secundada por Eliana Bertani, quien se llevó el virreinato, en una reñida elección. Andrea, estudiante del profesorado en Nivel Inicial, nunca imaginó que, con 18 años, alcanzaría los 43 votos que la consagraron como Reina Nacional de la Vendimia de una de las ocho capitales mundiales del vino.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.