Sin cláusula gatillo: el Gobierno anunció cuándo cobrarán los estatales
access_time 12:30
|
25 de agosto de 2006
|
|

Sobre el Plan Nuclear

Muchos argentinos amanecieron ayer con el interrogante sobre el impacto y las consecuencias que tendrá el anuncio del nuevo plan nuclear, que incluye la reanudación del enriquecimiento de uranio, un tema muy sensible para Estados Unidos.

    Muchos argentinos amanecieron ayer con el interrogante sobre el impacto y las consecuencias que tendrá el anuncio del nuevo plan nuclear, que incluye la reanudación del enriquecimiento de uranio, un tema muy sensible para Estados Unidos. En lo interno, la preocupación es por las consecuencias ambientales, y en lo internacional, por las reacciones que podrían producirse, principalmente en Estados Unidos, tradicionalmente muy celoso con estos temas.

    “Le aseguro que el tema nuclear no figura entre los problemas de la agenda bilateral con Estados Unidos”, respondió una alta fuente de la Cancillería argentina citada ayer por el diario Página/12, pero no identificada. El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, encargado de hacer el anuncio el miércoles, enfatizó varias veces en su informe el carácter pacífico del emprendimiento y la sujeción a todos los tratados internacionales que firmó Argentina en la materia. Para el diario Clarín, esas aclaraciones enfáticas “apuntan a evitar inconvenientes con el Gobierno de Estados Unidos, que podría ver con desagrado” la reactivación de la planta de enriquecimiento de uranio.

    Con la tecnología que dispone, Argentina pasa a integrar el grupo de los diez países, liderados por Estados Unidos y Rusia y al que se quiere sumar Irán, que dominan en forma completa el ciclo del combustible nuclear, recordó el mismo impreso. Para el diario El Cronista Comercial, la energía nuclear es una fuente menos contaminante que los fósiles, pero que plantea serios desafíos, como el de encarar la sustitución progresiva de las fuentes provenientes del petróleo y del gas natural, cuyos precios han aumentado considerablemente en los últimos tiempos.

    También está entre los riesgos el tema del almacenamiento de los desechos nucleares, el tráfico y la proliferación de los mismos. La organización ambientalista internacional Greenpeace acusó al Gobierno de “desconocer la opinión de la mayoría” y “ceder ante el lobby de un pequeño grupo de empresarios” al que no identificó. Greenpeace divulgó datos de una reciente encuesta realizada en Argentina que refleja el rechazo público a la energía nuclear y un amplio apoyo a la energía eólica.

    Los datos “contradicen la decisión del Gobierno que, con 25 años de demora, impulsa la finalización de la construcción de la planta de Atucha II”, en el marco del llamado Plan Nuclear argentino. Juan Casavelos, coordinador de la campaña de energía de la organización Greenpeace, opinó que “Atucha II es un legado de la dictadura militar que no va a resolver la crisis energética inminente. La energía eólica es una solución mucho más dinámica y eficaz para responder a la crisis”.

TEMAS:

Opinión

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.