access_time 12:32
|
8 de octubre de 2009
|
|
LA VÍCTIMA SALIÓ DE LA ESCUELA E IBA A SU CASA

Sigue la ola de violaciones: someten a una chica de 17 años en Godoy Cruz

La abordó un hombre que le pidió que caminara a su lado para ?despistar a policías que lo estaban siguiendo?. Luego, la abusó en un descampado.

Una violación más y van. Nuevamente, la Justicia mendocina recibió una denuncia por abuso sexual, la octava en poco más de dos semanas. Esta vez fue el turno de una adolescente de 17 años, quien fue sometida sexualmente por un desconocido cuando descendía de un colectivo en calle Salvador Arias, en Godoy Cruz. “Por favor, caminá al lado mío para despistar a los policías. Acabo de fugarme de la cárcel”, le dijo el malviviente a la joven, quien regresaba de la escuela, para engañarla.


    Caminó con ella unas quince cuadras, hasta que la amenazó con un arma y la violó en un descampado, en las inmediaciones del barrio Los Cerillos. Eran las 20.30. El caso, al igual que el resto de los hechos en los últimos días, provocó un gran movimiento policial, aunque, hasta el momento, no se han registrado detenciones. La causa está siendo investigada por el fiscal de Instrucción Gustavo Fehlman. Este abuso sexual se convirtió en el octavo en poco más de dos semanas. La mayoría permanece impune y sin detenidos. Mientras tanto, varios de estos, se desataron en Guaymallén, donde los investigadores creen que actúa un violador serial (ver aparte).


ENGAÑADA. El último vejamen tuvo como escenario principal las inmediaciones del barrio Los Cerrillos, el martes por la noche. Según informaron fuentes policiales, siendo las 23, una chica de 17 años –se reserva su identidad por tratarse de un delito de instancia privada– descendió de un colectivo en una parada de calle Salvador Arias. Se desconoce de dónde venía la adolescente, aunque en su testimonial afirmó que el destino final era su casa, ubicada a escasos metros de allí. En el momento en el que se trasladaba a su morada, apareció en escena un sujeto que, en principio, no levantaba sospecha.


     Actuaba a cara descubierta y con total tranquilidad. “Me acabo de escapar de la cárcel. Por favor, caminá conmigo así despistamos a los policías”, le dijo el individuo. La chica accedió al pedido y comenzó a caminar a la par, sin pensar lo que podía pasar después. Ya se habían trasladado unas quince cuadras, cuando los dos pasaron por un descampado. Allí, el “fugado de la cárcel” sacó un arma y amenazó a la joven. “Desvestite”, le exigió, para luego tirarla al piso y s o m e t e r l a sexualmente. Según la denuncia de la víctima, el hombre la habría accedido carnalmente.


    Debido a esto, fue llevada al Cuerpo Médico Forense para que le realizaran los estudios correspondientes. Tras abusar de ella, el hombre desapareció de la escena. La chica, bajo una crisis de nervios, se trasladó hasta su casa –ubicada muy cerca de donde fue el hecho– y dio aviso a la policía. Así, varios uniformados llegaron a la escena del hecho, aunque no lograron encontrar ningún rastro del presunto autor del hecho. La causa, por cuestiones de jurisdicción, recayó en manos de la Oficina Fiscal Nº4 de Godoy Cruz.


     En la mañana de ayer, el ayudante fiscal que llevaba adelante la pesquisa era Carlos Alberto Giuliani, bajo las órdenes del fiscal Gustavo Fehlman. Mientras tanto, el personal de Investigaciones de Godoy Cruz intentaba dar con el paradero del abusador. “Hay puntos bastantes confusos que tenemos que aclarar con las testimoniales que recibamos. La chica está con un profundo shock y su relato es muy importante. Recién estamos comenzando con la investigación”, relató una alta fuente policial. En la mañana de ayer, la menor fue llevada al Cuerpo Médico Forense, donde le realizarán varios estudios físicos y piscológicos para poder continuar con la investigación. “Son fundamentales esas pericias”, reflexionó uno de los sabuesos, quien admitió que, hasta el momento, no tenían rastros del delincuente.


     No obstante, durante el relato de la chica, se habrían conseguido sus características físicas, que serían de mucha importancia para lograr una detención. Mientras esto ocurre, los encargados de instruir la causa tienen varias testimoniales en puertas que serán tomadas en las próximas horas, a la espera de que puedan servir para esclarecer el hecho

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.