access_time 18:54
|
30 de enero de 2007
|
|
EL SUTE RATIFICÓ LAS MEDIDAS DE FUERZA

Si no hay acuerdo salarial, no habrá clases

El jueves, el gremio irá a la Subsecretaría de Trabajo para ver cuándo habrá paritarias. Si las negociaciones no llegan a buen puerto, los docentes insisten con no empezar las clases y con protestar en la Vendimia.

   El Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) ratificó que si no se logra en paritarias un acuerdo salarial, los docentes no comenzarán el dictado de clases. A esto se suma que siguen en pie las medidas de protesta propuestas para la Vendimia, cuando los ojos del país miren hacia Mendoza. Mientras tanto, el 12 de febrero, el gremio comenzará a recorrer las escuelas para informar a los maestros sobre la situación.

   Esto es, la oferta realizada por el Gobierno y lo que se dispuso en el plenario de fin de año, en el que se votaron estas medidas ante una respuesta negativa a su petitorio. “Es inaceptable el aumento propuesto por el Gobierno porque, si se aplica, uno que recién comienza a trabajar va a ganar igual que un docente con antigüedad”, dijo la encargada de prensa del SUTE, Marisa Navarta.

   Y agregó: “Ya adelantamos que rechazamos de plano el incremento salarial por decreto que pretendió dar el Ejecutivo en diciembre a través del Presupuesto”. La gremialista sostuvo que lo que el sector quiere es que haya aumento y blanqueo del sueldo. Y aquí es donde ofrecen alternativas, pero la que sobresale es el pase al básico de 150 pesos.

   Además, pretenden que se eleve el salario de un cargo inicial. Navarta dijo que hoy, con los aumentos, quien obtenga estos puestos estaría percibiendo unos 750 pesos y el SUTE quiere que se suba a 1.100 pesos. “Esto implica montos más altos de los diseñados por la DGE a fines del año pasado”, aseguró la sindicalista.

NEGOCIACIÓN. De todas maneras, la última palabra no está dicha. El 1 de febrero, la Subsecretaría de Trabajo elaborará el cronograma de reuniones de paritarias, en el cual se verá cuál es la fecha en que el gremio que nuclea a los docentes y la patronal, en este caso, el Estado, se verán la cara. Entonces se pondrán sobre la mesa las propuestas. Es que cuando el gobernador Julio Cobos envió el presupuesto –el año pasado– a la Legislatura, incluyó un aumento salarial para todos los efectores de la administración pública. Y fue en ese momento cuando los gremios reaccionaron, molestos porque consideraron que cada sector debe tener su propio acuerdo.

   Luego de varias reuniones con los legisladores de ambas cámaras, acordaron que en la pauta presupuestaria del 2007 se incluyera un artículo en el que se daba hasta marzo a ambas partes para llegar a un acuerdo. En caso de que no se llegara a buen puerto con la negociación, facultaron a Cobos a otorgar el incremento en forma unilateral. Este relato será el que repetirán los gremialistas en las escuelas a partir del 12 de febrero.

   Y dirán que las propuestas que surjan de las paritarias serán puestas a consideración del plenario, el que tendrá la última palabra. Pero aquí entra otro tema. Es que la directora general de escuelas, Emma Cunietti, dijo la semana pasada que se descontará el día no trabajado. De esta manera, desde el Ejecutivo trataron de atenuar los efectos de un posible paro durante el inicio de clases.

   Además, de esta manera buscan que haya una menor cantidad de adherentes posible a esta eventual medida de fuerza. Pero lo que no han podido frenar es la catarata de protestas que se puede desatar en plenos festejos vendimiales. Si bien desde el SUTE no quisieron adelantar cuáles serán las medidas, no se descarta que haya movilizaciones durante el Carrusel y la Vía Blanca, justo cuando los medios nacionales transmiten para todo el país.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.