access_time 17:57
|
29 de agosto de 2017
|
A tener en cuenta

“Shout Therapy”, la tendencia que te ayudará a lidiar con tu estrés

<p>La terapia del grito&nbsp;puede dar herramientas a una persona para afrontar situaciones estresantes, ansiedades, frustraciones y hasta malos pensamientos.</p>

“¡No aguanto más!” “¡Basta!” “¿Por qué siempre a mí?”…¿frases conocidas? Seguramente para muchos, ¡sí! Y es que al parecer, esas expresiones suelen ser más comunes de lo que creemos cuando ante situaciones de estrés, sentimos que salen de nuestras bocas así…sin permiso alguno.

Algo similar es lo que involucra una nueva moda en terapia: la Shout Therapy, o en criollo, la Terapia del Grito. Si aún no la tenías en vista, y estás atravesando alguna situación por demás estresante, tal vez te sirva seguir leyendo para saber un poco más de qué se trata esta verdadera tendencia.

Todos los científicos coinciden en que gritar es beneficioso para la salud, ya que permite reducir los niveles de estrés. Pero con esto nos referimos precisamente a ¡gritar! A viva voz como si se fuera la vida en ello. La práctica Shout Therapy  se basa en ello.

Ejecutivos y empresarios son desde hace años los máximos seguidores de esta terapia, aunque a día de hoy ya son varios los centros hoteleros que ofrecen el Shout Therapy entre su cartera de actividades vacacionales, haciendo esta tendencia mucho más accesible al resto de la población. Por ejemplo, el hotel español  Royal Hideaway Sancti Petri en Andalucía, se dio cuenta de la necesidad de sus visitantes y lanzó un programa de Shout Therapy  desde 180 €, unos 137 mil pesos. Este promete que el pasajero “volverá nuevo y toda su energía negativa se descargará frente al mar”.

¿Cómo surge?

La terapia del grito proviene de la India y pretende regular el sistema nervioso a través de nuestros “chillidos”, pudiendo así expulsar la tensión acumulada y todas las “malas vibraciones”. El Shout Therapy debe ser entendida como una práctica más que nada preventiva, es decir, no es gritar solo ante situaciones específicas de ira o ansiedad. Por ejemplo, se recomienda gritar por las mañanas antes de salir de casa ya que esto (más allá de tratar que los vecinos no te escuchen) permitiría enfrentarte al día con mayor templanza, positividad y calma. Además del grito, se recomiendo ayudarse del cuerpo y de movimientos articulares.

La rabia contenida puede provocar frustación y estrés en una persona y hasta dejarlo absolutamente “hundido”.  Sin embargo, y gracias al Shout Therapy, la persona es capaz de liberar endorfinas, acabando así con la ansiedad, la angustia, el dolor y los pensamientos negativos. También permite dejar volar los instintos más reprimidos, pudiendo disfrutar de una agradable sensación de calma, alegría, felicidad y bienestar.

Y cómo la practicamos

Si hay algo de lo que puede jactarse esta terapia es que no necesita no de analista, ni de consultorio, ni obra social ni menos plata…¡es gratuita!

Lo primero que una persona tiene  que hacer es buscar un lugar tranquilo donde pueda comenzar la terapia, pudiendo ser este un espacio cubierto o al aire libre. Cerrar los ojos y respirar profundamente, tomando conciencia de sus inhalaciones y exhalaciones, para posteriormente pensar en todo aquello que lo frustre y le esté causando molestia.

Se debe visualizar el problema pero sin que éste cause negatividad, solamente observándolo como un espectador externo. Cuando ya lo tenga en la mente, se debe colocar ambas manos sobre el pecho y volver a respirar profundamente cuatro veces. Con la cuarta exhalación, gritar lo máximo que se pueda, presionando ligeramente el pecho mientras tanto. Una vez que la persona ya se encuentra mejor, puede parar, aunque si todavía siente rabia, estrés o angustia, podrá repetir esta terapia todas las veces que lo veas oportuno. ¿Simple no?

Una manera sencilla que puede llevarte a desahogar todos esos sentimientos negativos que pueden estar invadiéndote y como es totalmente inocua, no cuesta nada con probarla, ¿no te parece?

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.