access_time 16:50
|
1 de agosto de 2006
|
AMPLIACIÓN DE FACULTADES PARA EL JEFE DE GABINETE

Semana clave para los superpoderes

La Cámara de Diputados enfocará su actividad en el tratamiento del proyecto oficialista para ampliar las facultades del jefe de Gabinete en los destinos del presupuesto nacional.

    La actividad de esta semana estará monopolizada en la Cámara de Diputados por el tratamiento del proyecto de ley que envió al Congreso el Poder Ejecutivo para ampliar las facultades del jefe de Gabinete, que busca modificar el destino de partidas presupuestarias. El bloque del Frente para la Victoria-PJ calcula que sentará en el recinto entre 110 y 113 diputados de los 116 que lo componen.


     A ellos se les sumarán, como aliados circunstanciales para convertir en ley el proyecto, al menos unos 15 de los 22 miembros que tiene el bloque del Peronismo Federal, que viene actuando en sintonía con el kirchnerismo. De este sector, que hoy tendrá reunión de bloque a las 19, hasta ahora, la única voz disonante en referencia al proyecto fue la de la bonaerense Graciela Camaño. Pero no se sabe si la diputada estará presente en la sesión para votar en contra; quien sí estará ausente, pero por estar con parte de enfermo, será Carlos Ruckauf. No obstante ello, no hay dudas en la Cámara que el oficialismo no encontrará dificultades para sancionar por mayoría simple el proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo, que ya tiene media sanción del Senado.


    EN CONTRA. La otra escisión que encabeza el peronismo bonaerense (llamada Peronismo Nacional) votará en contra del proyecto, y serán las voces cantantes de esta posición en el recinto el jefe de la bancada, Jorge Sarghini, y Marina Cassese. Además, votará en contra del proyecto el bloque de la UCR, aunque un puñado de diputados de provincias en las que el radicalismo está cercano al kirchnerismo es probable que vote favorablemente la iniciativa. El ARI, el interbloque del PRO, la CTA, el socialismo y otras expresiones minoritarias de izquierda se pronunciarán también en contra de los llamados "superpoderes" para el jefe de Gabinete. La controversia entre los bloques se origina en la esencia misma del proyecto del PEN.Mientras que el bloque del FPV argumenta que la modificación del artículo 37 de la Ley de Administración Financiera y el 15 de la Ley de Responsabilidad Fiscal no supone una delegación de facultades parlamentarias en el Poder Ejecutivo, los opositores aseguran exactamente lo contrario.


    OFICIALISMO. Para el oficialismo, la norma adecuará la ley sancionada en 1992 al texto de la Constitución reformada en 1994, que puso al jefe de Gabinete a cargo de la ejecución del presupuesto nacional anual. Desde otro ángulo, los bloques que rechazan la iniciativa sostienen que avanza indefectiblemente sobre atribuciones de la Cámara Baja en materia presupuestaria. Varios diputados, incluso, manifestaron que "la Comisión de


     Presupuesto podría dejar de existir", ya que el jefe de Gabinete podrá modificar asignación de partidas sin sujeción a la Ley de Administración Financiera. En realidad, el debate político central sobre la iniciativa ya se dio en el Senado, donde el proyecto contó con la firme defensa de la senadora Cristina Fernández de Kirchner. En ese momento, varios legisladores de la opisición se retiraron del recinto. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.