Alerta de Defensa Civil por tormentas en distintas zonas de Mendoza
access_time 15:46
|
21 de mayo de 2007
|
|
CASO PIOTTANTE-LIBEDINSKY

Se retrasa el estudio de ADN al padre de Suárez

El juez Spektor resolvió que este planteo vuelva al fiscal porque Enrique Suárez se negó al examen a través de su abogado, quien no fue oficializado.

    El examen de ADN al padre del acusado de asesinar al psicólogo Flavio Piottante y a su paciente Analía Libedinsky, quizás una de las pruebas más importantes que espera concretar el fiscal especial Eduardo Martearena para saber si Mauricio Suárez estuvo en la escena del crimen, volvió a retrasarse en Tribunales. Enrique Argentino Suárez, padre del prófugo más buscado de la provincia, no legitimizó como abogado a Martín Ríos, quien, a pesar de esto, presentó, hace un mes, un escrito oponiéndose a la orden del fiscal Martearena.

    A través de Ríos, Argentino Suárez se opuso al examen de ADN y el planteo tuvo que ser definido por un juez del Primer Juzgado de Garantías. El viernes, el magistrado Ariel Spektor resolvió que el expediente vuelva a manos del fiscal para que se resuelva la situación de la legitimación del jurista. Una vez que el padre del acusado se presente en Tribunales y oficialice al letrado como su abogado, el sumario volverá a manos de otro juez de Garantías para determinar si corresponde o no se someta a un examen de ADN.

    Mientras tanto, a un poco más de diez meses del conmocionante crimen, una de las pericias más esperadas del caso retrocedió un paso por un “error” de procedimiento. La idea de Martearena es que se le tome una muestra de sangre al progenitor del sospechoso para hacer una evaluación comparativa con los rastros hemáticos hallados en la escena del crimen. El pedido que avaló el fiscal fue del abogado querellante de la causa, Gustavo Schiavi, quien representa a Nelly de Libedinky, madre de la víctima.

    La finalidad de la extracción es develar si el imputado, Mauricio Suárez, quien se encuentra prófugo desde el 16 de julio del año pasado –cuatro días después de cometido el doble homicidio– perpetró el hecho en la calle Barcala 484 de Ciudad. Si el juez de Garantías entiende que la petición del fiscal especial es correcta, a Suárez no le quedará otra alternativa que someterse al estudio. “Si su hijo no fue el autor de los hechos, ¿por qué se niega al examen? Además, si se hace el estudio y tiene resultado negativo, su hijo quedaría prácticamente desligado del caso”, explicó uno de los pesquisas que interviene en la investigación.

    Lo cierto es que, al ser pariente directo del implicado, Enrique Suárez está protegido por el Código Procesal Penal y puede negarse a este tipo de requerimientos. Pero como es una medida considerada vital, el fiscal no quiere desechar ninguna alternativa que ayude a esclarecer el resonante doble crimen.

NEGATIVO.Una de las primeras medidas que tomó el fiscal fue realizar un cotejo de las huellas encontradas en el consultorio de la víctima con las del acusado. El resultado fue negativo, por lo que tomó fuerza la hipótesis de que participaron más de dos personas en el hecho. De todas formas, el único sospechoso continúa siendo Suárez, quien era la ex pareja de la novia de Piottante, Andrea Troncoso. Piottante y Libedinsky fueron brutalmente asesinados el 12 de julio del año pasado. Él recibió dos disparos en el pecho y ella fue golpeada y estrangulada.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.