access_time 15:52
|
12 de julio de 2006
|
PROCEDIMIENTO POLICIAL

Se pegó un tiro porque lo iban a detener

Un muchacho de 19 años, que se vio rodeado por la policía, se escondió en una casa del barrio Reconquista. Los efectivos tenía orden de apresarlo, pero el joven suicidó

      Un joven, que era buscado por la policía al estar vinculado en un intento de asesinato y por otras causas, se pegó un tiro en la cabeza cuando se vio rodeado por los efectivos que iban tras sus pasos. El procedimiento se inició con una orden judicial para detener a Daniel Flores Videla, de 19 años, apodado El Tatú, quien fue hallado ayer en la mañana por personal de Investigaciones de Maipú, en el Barrio Reconquista de este departamento.


     Esto derivó en una persecución policial. Flores se hallaba junto a otros cuatro jóvenes en una calle del Barrio Reconquista, cuando los efectivos fueron tras él. El delincuente, sindicado como partícipe en una tentativa de homicidio y otros hechos como robos, quiso escapar al ver a los uniformados. Pocos metros fueron los que recorrió, ya que, al verse rodeado por los policías, decidió meterse en una vivienda que no era su domicilio. Flores permaneció oculto en la casa 5 de la manzana C mientras analizaba cuál era el mejor camino para resolver para su situación.


      El muchacho se encerró en el baño de la vivienda, y se quitó la vida, efectuándose un disparo en la cabeza con un revólver calibre 22. Fuentes judiciales y policiales que actuaron en este caso, en el que intervino la Oficina Fiscal Nº 10, ubicada en la comisaría homónima, confirmaron que El Tatú fue encontrado muerto y junto a su cuerpo estaba el arma con la que se disparó. En la casa donde Flores tomó la drástica decisión se hallaba una persona, la que no fue agredida ni intimidada por quien quería huir de una posible estadía en la cárcel.


      Pocos minutos después de que se escuchara el estallido preveniente de la casa, la madre y la novia llegaron al lugar. Los allegados y familiares a este joven, exigieron, entre gritos y llantos, que la Justicia investigue cómo fue que se produjo su muerte. Desde la Oficina Fiscal que tuvo en sus manos la orden de aprehensión de Flores y los hechos posteriores, informaron que, si bien todavía faltan los informes finales de la necropsia del cadáver, los que se realizan en el Cuerpo Médico Forense, este caso fue caratulado como suicidio.


    También la Justicia espera los detalles de las pericias balísticas que se realizan al arma encontrada en el lugar de la tragedia y al proyectil que se le extrajo a Flores.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.