access_time 16:15
|
23 de agosto de 2006
|
DURANTE EL RECESO INVERNAL

Se labraron unas 220 actas en comercios turísticos

La Dirección de Fiscalización y Control encontró mayores irregularidades en las condiciones higiénicas sanitarias de los baños.

    Durante el receso invernal, la Dirección de Fiscalización, Control y Defensa del Consumidor detectó falencias higiénicas sanitarias en baños de 200 puestos turísticos de alta montaña y la zona Sur. Mientras que otras 20 actas fueron labradas por incumplimiento en la exhibición de precios.

VACACIONES. Las inspecciones se realizaron durante todo julio y los primeros días de agosto en todos los circuitos turísticos de alta montaña y en el sur de la provincia. Así, hoteles, restoranes y comercios de Malargüe, Vallecitos, Penitentes, Potrerillos, Las Leñas, San Rafael, El Salto y La Laguna de la Niña Encantada, entre otros, recibieron la visita sorpresa de unos 15 agentes de Fiscalización, quienes corroboraron la exhibición de precios y el estado higiénico sanitario de los baños y las cocinas.

    “La exhibición de precios es un operativo permanente que se está haciendo y hemos encontrado, con respecto al año pasado,mucho mejor instalado el tema en los comerciantes. Un año atrás, realmente no había exhibición de precios, especialmente en las zonas turísticas”, señaló la titular de la dirección de Fiscalización, Mónica Lucero de Nofal. Sobre el estado higiénico sanitario, se han detectado serias irregularidades en los baños de los establecimientos. En total, fueron alrededor de 200 actas labradas –una por negocio– por no contener papel higiénico, jabón de tocador o toallas o papel para secarse las manos.

    “Cuando hay un plan de contingencia en lugares que frecuenta mucho público, si no se tienen los elementos sanitarios básicos, se está poniendo en riesgo la salud y deben ser sancionados por la ley 5.547 de Defensa del Consumidor”, manifestó Nofal. “Hay negocios que son preciosos, están muy bien arreglados y cuando entrás al baño no tienen ni secador de manos, ni toallas higiénicas”, agregó la directora. Todas estas infracciones higiénicas sanitarias, amparadas en la ley 5.547, implican una sanción que va de los 500 al millón de pesos, dependiendo de la magnitud del comercio, su capacidad operativa y sus antecedentes. Sin embargo, el promedio general de este tipo de penas ronda entre los 500 y los 1.000 pesos. En caso de que el infractor haya sido reiterativo, se triplica el monto de la sanción.

OTROS ERRORES.Aprovechando las inspecciones, Fiscalización también emplazó a otros 10 negocios por no estar inscriptos en el Registro Único de Comercios e Industrias de la Provincia (RUCIP). Se realizaron otras 20 actas por detectarse falta de carteles indicadores de precios. A estos números hay que agregarle cuatro emplazamientos en locales de Vallecitos por no tener libro de quejas. A su vez, en alta montaña y en el sur mendocino se agregaron inspecciones sobre la rotulación de prendas y calzados. “Es obligación que tengan rotulado, número de CUIL, composición y las indicaciones de quién es el fabricante.

    Encontramos muchos artículos, especialmente de cuero, a los que le faltaban la procedencia o identificación de la mercadería”, dijo Nofal. En total, son unas 150 prendas intervenidas, todas sacos y camperas de cuero. Estos comerciantes infractores tienen todavía 15 días para entregar la factura de compra e identificar todas las prendas. Estas indumentarias intervenidas resultaron de la inspección en 5 comercios turísticos.

RECLAMOS. Desde la Dirección de Fiscalización, aprovecharon para recordarle a los usuarios que sigan denunciando cualquier falla detectada en los comercios de la provincia. Los reclamos que más recibe el teléfono 0800- 2226678 son por el redondeo de los comerciantes a su favor.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.