access_time 09:43
|
11 de noviembre de 2009
|
|
OPINIÓN

Se habla de terrorismo por la masacre de Fort Hood (por Laszlo Trankovits, de DPA)

También, 72 horas después de la masacre más mortal en el seno de las Fuerzas Armadas estadounidenses, la frase más citada fue la advertencia que hizo el presidente Barack Obama de no sacar ?conclusiones precipitadas antes de que conozcamos todos los hechos?.

También, 72 horas después de la masacre más mortal en el seno de las Fuerzas Armadas estadounidenses, la frase más citada fue la advertencia que hizo el presidente Barack Obama de no sacar “conclusiones precipitadas antes de que conozcamos todos los hechos”.

La revista de izquierda The Nation advirtió, a su vez, sobre la “previsible islamofobia” que podría desencadenar el trágico incidente. Sin embargo, también existen motivos para no considerar el baño de sangre en Fort Hood sólo como un ataque de locura homicida de una persona con trastornos psicológicos que temía ser trasladada a Afganistán.

“Demasiado miedo como para reconocer que fue terrorismo”, comentó el diario conservador Washington Times y denunció que la actitud de “corrección política” en Estados Unidos impide llamar el ataque por su nombre.

Realmente, el baño de sangre en la mayor base militar norteamericana del mundo lleva el sello de un atentado terrorista, aunque no haya sido un ataque de extremistas islámicos ni lo haya cometido un atacante “durmiente”, es decir un terrorista que espera la orden exterior para atentar. Muchos indicios apuntan a que se trata de un ataque surgido del centro de la sociedad, en este caso, incluso, del centro del Ejército.

Y es que el ataque de Fort Hood, evidentemente, no fue una pérdida de nervios espontánea, sino que estuvo preparado de antemano. El psiquiatra militar, el comandante Nidal Malik Hasan, tuvo que haber introducido furtivamente las armas en las instalaciones médicas. Sus bienes los había regalado antes de la masacre, incluso, su libro del Corán. Además, actuó visiblemente movido por un odio acumulado contra Estados Unidos.

El primo del autor de la matanza Nader Hasan lo calificó en una entrevista televisiva de “buen americano”, que a lo largo del tiempo se ha vuelto cada vez más irascible con las guerras en Irak y Afganistán. Pero el psiquiatra, por lo visto, defendía desde hacía ya algún tiempo preceptos islamistas y rechazaba, por principio, a Estados Unidos y sus valores.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.