access_time 16:03
|
30 de agosto de 2006
|
|

PROGRAMA PROVINCIAL DE ACCIDENTES

Se enseñará educación vial en escuelas públicas y privadas

Los accidentes de tránsito son cada vez más frecuentes y alteran la preocupación de la sociedad. Si bien lo chicos no son quienes incumplen con las leyes de tránsito, son ellos quienes deben concientizarse del problema y la gravedad del caso. Por eso, desde el Programa Provincial de Accidentes, perteneciente al Ministerio de Salud, dieron a conocer el lanzamiento de un libro para docentes donde se explica cómo enseñar sobre educación vial.

   Los accidentes de tránsito son cada vez más frecuentes y alteran la preocupación de la sociedad. Si bien lo chicos no son quienes incumplen con las leyes de tránsito, son ellos quienes deben concientizarse del problema y la gravedad del caso. Por eso, desde el Programa Provincial de Accidentes, perteneciente al Ministerio de Salud, dieron a conocer el lanzamiento de un libro para docentes donde se explica cómo enseñar sobre educación vial.

    De esta manera, alrededor de 2.000 cuadernillos con más de 100 páginas cada uno serán entregados a todas las escuelas de la provincia, tanto públicas como privadas, para alumnos de jardín a polimodal. En setiembre, todas las unidades deberán estar distribuidas en los establecimientos, caso contrario se podrá reclamar al teléfono 4202268.

EDUCAR. A modo de disparador de proyectos, el libro será implementado por docentes vinculados a la currícula de vialidad. Así, profesores de ética, salud, ciudadanía, educación física y otros tendrán disponible en sus escuelas las herramientas necesarias para enseñar a sus alumnos conductas de tránsito. A manera de concientización y educación, con este libro de guía se buscará que, tanto profesores como celadores, aprovechen momentos de sus clases u horas libres para trabajar sobre la prevención de accidentes y desarrollar conductas de autocuidado.

    Gladys Fernández de Magistocchi (foto), encargada del Programa de Accidentes, argumentó que la finalidad del libro es que cada educador “parta de la realidad de sus lugares y proyecte la elaboración de planes y estrategias para disminuir la cantidad de accidentes de tránsito”. “Hay que modificar conductas en los niños, pero también que ellos mismos le enseñen a sus padres los problemas de vialidad”, expresó Magistocchi.

    En el 2001 se había entregado un material similar, aunque más pequeño y no tan específico en la educación vial, ya que también abarcaba prevención en accidentes domésticos y en escuelas. Según estadísticas, hablar por celular mientras se maneja, circular a altas velocidades o no respetar los semáforos en rojo son los detonantes más frecuentes de accidentes. Estas negligencias le cuestan al estado entre 3.000 y 30.000 pesos por día en asistencia médica.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.