access_time 20:48
|
4 de diciembre de 2009
|
|
TALCAHUANO Y LOPE DE VEGA DE VILLA HIPÓDROMO

Se enfrentan dos bandas en Godoy Cruz y un hombre termina muerto a balazos

A plena luz del día, Ricardo Gutiérrez, alias el Choroto, recibió dos tiros. Hubo persecución policial que llegó hasta el Hospital El Carmen.

    La imagen demostraba lo sucedido minutos antes. La fachada de una casa en López de Vega al 1300 de Godoy Cruz presentaba ayer al mediodía más de siete disparos de arma de fuego y en la vereda había manchas de sangre. En ese domicilio se desató una terrible balacera en al que un hombre resultó gravemente herido y luego falleció cuando ingresaba a la guardia del Hospital del Carmen.

    Por el caso, hasta el cierre de esta edición había sólo un joven aprehendido, quien es menor de edad. Justamente este pibe, que sería nieto o hijo de la víctima fatal, fue quien trasladó a Ricardo Gutiérrez, de 59 años, hasta el hospital, aunque al llegar dejó de existir. En tanto, los sabuesos aseguraron que “no habían indicios de la causa del ataque”. La víctima fatal era conocida como el Choroto, quien tenía un frondoso prontuario vinculado a robos y venta de drogas.

    “Es un conocido delincuente con muchos robos a mano armada y delitos contra la propiedad; además de comercialización de estupefacientes”, comentó una fuente consultada (ver aparte). BALACERA. El ataque balístico se originó a plena luz del día, precisamente a las 13, en la intersección de calles Talcahuano y Lope de Vega, en Villa Hipódromo, Godoy Cruz.

    Ocurrió en la vereda de la casa de Lope de Vega 1310. Allí permanecía Gutiérrez, mientras en la calle estaba estacionado un VW Polo gris, dominio EHT244. Minutos después habría llegado hasta ese lugar un grupo de sujetos que discutió y atacó brutalmente a Gutiérrez. Decenas de disparos se efectuaron en el lugar, según lo aseguraron algunos vecinos de la zona.

    En las ventanas del hogar quedaron los agujeros de más de siete balas, en tanto que el coche también resultó dañado por los tiros. Fuentes policiales afirmaron que desde el sector de Gutiérrez respondieron a los balazos, por la cantidad de casquillos hallados en la escena. Como consecuencia de esa balacera, Gutiérrez quedó tendido en el suelo, gravemente herido, mientras que los presuntos agresores habrían escapado en cuestión de segundos.

    Desesperado, un menor de edad que sería familiar directo del damnificado lo subió al VW Polo y lo trasladó hasta el Hospital El Carmen. Apenas salió de la vivienda, el Polo se cruzó con un móvil policial que ya había sido advertido del hecho por un llamado anónimo al 911. Al ver que el rodado viajaba a máxima velocidad, el patrullero decidió salir en su busca, originándose así una persecución.

    Algunas fuentes policiales afirmaron que hasta hubo otro intercambio de disparos entre los policías y los ocupantes del rodado. Lo cierto fue que, a toda marcha, el Polo ingresó por calle Salta a la playa de estacionamiento del hospital de calle Paso de los Andes, donde está la puerta de la guardia. Sin embargo, a segundos de irrumpir en el edificio, los médicos confirmaron que Gutiérrez había fallecido.

    Ante esto, el conductor del coche quedó demorado en calidad de testigo y fue trasladado a la Oficina Fiscal Nº4. Al mismo tiempo, varios efectivos policiales llegaron al centro de atención médica y comenzaron a realizar el procedimiento, para luego darle intervención a Policía Científica. Mientras tanto, otros profesionales de Criminalística fueron hasta el lugar del tiroteo donde se hizo presente el fiscal de Instrucción Gustavo Fehlmann.

    El magistrado permaneció algunos minutos en el lugar y se hizo cargo del caso, aunque todas las testimoniales fueron realizadas en la sede judicial citada, a través del ayudante fiscal Carlos Alberto Giuliani. “Es posible que tanto la víctima como el victimario se hayan conocido. Pero por ahora no tenemos nada de nada. Los vecinos tienen mucho miedo y nadie ha querido decir nada”, admitió una fuente judicial. Hasta el cierre de esta edición, la dependencia judicial continuaba recepcionando todas las testimoniales con el objetivo de esclarecer el violento tiroteo ocurrido a plena luz del día en Villa Hipódromo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.