access_time 07:20
|
12 de junio de 2019
|
|

Economía

Se demora la reactivación de las exportaciones mendocinas

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15218489069322653896h688.jpg
Están dadas las condiciones pero las exportaciones no repuntan.

Se observa una leve mejora en algunos rubros, pero la provincia no aprovecha el contexto favorable que le proporciona la actualización del tipo de cambio. Desde diferentes sectores analizan qué es lo que está ocurriendo.

El sector exportar de Mendoza cuenta con un escenario favorable desde el punto de vista monetario. Las actualizaciones del tipo de cambio a partir de las fuertes devaluaciones del peso desde mayo del año pasado, provocaron un impacto negativo en el mercado interno, pero es un aliciente para ofrecer los productos locales en el mundo ya que garantiza ventajas para los que negocian en dólares. Entonces: ¿por qué no hay un boom de exportaciones?.

Un estudio de coyuntura del IERAL – Fundación Mediterránea, indica que la economía provincial hasta ahora no muestra una reacción que acompañe los beneficios que promueve la suba de la moneda extranjera. De hecho, los principales productos exportables como el vino y el petróleo se consumen principalmente en el mercado interno. Casi todo el crudo extraído en Mendoza se industrializa y sus derivados se venden dentro del país. Dos tercios de los vinos se consumen internamente. 

Según éste estudio, en Mendoza las exportaciones totales se mantienen relativamente estables a inicios de este año. Aunque se observa una leve mejora en vinos, con un aumento del 3% en dólares, con menores precios promedio y mayores cantidades, especialmente en granel. Los mostos presentan un mayor incremento (34%). No ocurre lo mismo con otros rubros como el ajo.

Ver también: Mendoza es la mayor productora de frutos secos del país.

Otros análisis entienden que la “estabilidad de las exportaciones” se debe a diversos factores que siguen jugando en contra. Las características macroeconómicas del país no son favorables ya que la inflación atenta contra la rentabilidad de las empresas. El valor de referencia internacional y los costos de producción sostienen el mismo ritmo.

Esto quiere decir que el beneficio de exportar para las empresas es casi neutro o se compensa.  Una rentabilidad con pocas ventajas hace difícil proyectar inversiones. Principalmente para la actualización tecnológica que es uno de los aspectos más determinantes a la hora de competir en el mundo. La presión tributaria sigue siendo alta, indican.

“Un dólar más caro le brinda una ventaja competitiva a las empresas argentinas, que pueden ofrecer sus productos a menor precio en dólares puesto que se reducen sus costos en dicha moneda, y así vender mayor cantidad. También permite vender productos baratos, que antes no se podían exportar. La clave está en un fuerte aumento en volúmenes, como se está observando en vinos y mostos”, detalla el informe de la fundación.

Dice el Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina que en el mediano plazo para que la provincia pueda aprovechar el boom exportador es necesario mantener un dólar caro y estable y conseguir acuerdos con otros países para reducir aranceles externos. También es imprescindible reducir los impuestos y conseguir más financiamiento.

Otras miradas

Mario Lázaro, director gerente de Fundación Pro Mendoza, explicó que si se hace una lectura más fina de los datos se observa una evolución de las exportaciones desde 2016 hasta la actualidad. De hecho, expresó que en el primer cuatrimestre los volúmenes de kilos exportados subieron un 11,4% aunque la rentabilidad bajó un 2,84 %.

“Se observa un aumento de los valores de exportaciones desde 2016 que pasamos de vender U$D 1.300 millones a U$D 1.350 millones en 2017 y U$D 1.500 millones en 2018. Estas cifras representan en este lapso un 16,6% de aumento en los valores pero un 29,6% en la cantidad de volumen exportado”, detalló Lázaro.

El gerente señaló que un factor importante para la economía es que suba el volumen exportado ya que impacta directa e indirectamente en todas las actividades satélites del mercado, generando contagio en el resto de los rubros. Lázaro explicó que en un contexto de recesión del país la provincia enseña indicadores de exportación superadores en comparación con otras provincias mientras que en Mendoza se exporta el 9,9% del PBG en el resto solo el 5%.

El Gerente General de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo (Ccecuyo), Mario Bustos Carra, dijo: "Puede notarse un incremento de las exportaciones producto de las necesidades de venta ya que la mejora de la paridad cambiaria ha sido bueno. Sin embargo, tampoco es menos cierto que hubo una transferencia a costos y desde agosto del año pasado hubo una baja en los reintegros a las exportaciones y nuevas retenciones, lo que generó un freno importante".

Bustos Carra señaló que se podría haber alcanzado un mejor rendimiento si se hubiesen mantenido las condiciones establecidas con anterioridad a las exportaciones. "Reclamamos una política económica que favorezca el crecimiento de las exportaciones con reglas claras que no se modifican porque hemos atravesado más de diez años de un ataque sistemático a las economías regionales y ahora precisamos el mayor apoyo posible, empezando por el productor", concluyó. 

Mas Noticias:

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.