access_time 00:41
|
4 de abril de 2007
|
|
SEMANA SANTA

Se celebró la tradicional Misa Crismal

En la catedral de Loreto se consagraron los óleos sacramentales y alrededor de 140 párrocos renovaron sus promesas. Arancibia habló de la actualidad sacerdotal en la provincia

    Continúan las actividades en Semana Santa. Ayer se celebró la Misa Crismal, en la que se consagraron los óleos para los sacramentos y se renovaron las promesas sacerdotales. Bajo la palabra del monseñor José María Arancibia, más de cien fieles presenciaron la ceremonia en la catedral de Loreto y comenzaron a vivir una de las primeras actividades de una semana netamente religiosa.

BENDICIÓN Y RENOVACIÓN. En la celebración eucarística de ayer se consagraron y bendijeron los aceites y óleos que son utilizados durante el año para colocarlos en personas enfermas (en busca de alivio), en bautismos (catecúmenos), en chicos que se confirman o en sacerdotes que van a ser ordenados (egresados del seminario). La bendición del óleo de los catecúmenos y de los enfermos y la consagración del santo crisma involucran la vida sacramental de toda la diócesis. A su vez, en la Misa Crismal también se procede a la renovación de promesas sacerdotales. En esta participan todos los curas de Mendoza. En total, fueron alrededor de 140 párrocos, entre los que pertenecen al clero diocesano y los que son del clero religioso (claretianos, jesuitas, Opus Dei) los que, acompañados por treinta diáconos, aceptaron cumplir con las promesas de celibato, obediencia y pobreza.

MENSAJE DE PASCUAS. La misa, que duró una hora y cuarto y terminó al mediodía, dejó un mensaje de solidaridad y compañía para quienes más lo necesitan y orientó a los católicos a tener una entera predisposición durante Semana Santa. “Nosotros, en nuestros puestos de trabajo, vemos infinita cantidad de gente. Imagino que también habrá en los lugares de turismo o de compra, pero la gente sigue asistiendo muchísimo al lugar de culto. Nos interesa que vivan Semana Santa a fondo y no por una ocasión particular”, comentó Arancibia respecto a la importancia católica que tiene la fecha para algunos y a la oportunidad de descanso y vacaciones para otros. Mucha gente aprovecha el Jueves y el Viernes santos para visitar lugares turísticos y pasar unos días relajados fuera de las rutinas habituales, sin profesar las celebraciones eucarísticas.

ELECCIÓN SACERDOTAL. En la misa de ayer, muchos párrocos y diáconos confirmaron su fe y se entregaron en plenitud a la bendición de Dios. Al respecto, el arzobispo manifestó que la realidad de la Iglesia católica de Mendoza es buena, aunque no llega a ser ideal. “Uno de los sentidos de esta misa es que se renueven las promesas. Estamos bien en el sentido de que Dios sigue tocando el corazón de los jóvenes. Hablamos todos los años con muchos chicos que quieren orientar su vida, que se preguntan qué hacer de ella o que, directamente, los llama Dios a ser sacerdotes”, relató Arancibia.

    “Es un camino largo para poder discernir, paso a paso y con tranquilidad, si esa vocación se confirma”, continuó. En números comparativos, la diferencia entre la cantidad de fieles que ingresaron al seminario este año con la que lo hizo el año pasado es casi ínfima. En el 2006 entraron siete personas mientras que en esta oportunidad lo hicieron ocho. El curso de seminarista consta de ocho años de estudio más uno de servicio, denominado tiempo de acolitado. Este prolongado recorrido eucarístico, entre libros y servicios, suele ser uno de los puntos difíciles, en el que el seminarista confunde su vocación y puede terminar desertando.

    "Todos los años se presentan muchos jóvenes, algunos tienen aptitudes, otros están listos, otros necesitan un tiempo más de reflexión. Es interesante, aunque, para una provincia tan vasta como Mendoza, evidentemente siempre resultan pocos los ingresantes. Pero no queremos desanimar a los que realmente sienten esta inclinación y quieren vivirla”, concluyó Arancibia, respecto a la situación sacerdotal en Mendoza.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.