access_time 06:59
|
2 de octubre de 2009
|
|
internas en salud

Saracco admitió que está ?desgastado? pero seguirá ?a disposición? de Jaque

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/022/446/000022446-200910img_9763_resizejpg.jpg

El ministro dio marcha atrás y explicó que fue un error apuntar al Lagomaggiore como el hospital que más les debe a los proveedores.

Tras los reiterados problemas que sacuden al Ministerio de Salud, su titular, Sergio Saracco, salió a ponerle el pecho a la última polémica, generada por la deuda de 17,5 millones de pesos a proveedores de la cartera. "Es cierto, estoy desgastado, pero soy doctor y sé lo que es trabajar las 24 horas, así que realizaré mi trabajo hasta que Celso Jaque lo considere oportuno", admitió el ministro luego de reunirse con el director del Hospital Lagomaggiore, José Moschetti, y de demostrar que, pese a los entredichos entre ambos funcionarios, "la relación no es problemática".

Respaldándose en los datos de los proveedores, según explicó, Saracco acusó el martes al Lagomaggiore de deber la mitad de la deuda de 17,5 millones de pesos. "Me basé en la información que ellos me dieron porque no tengo al día los números de cada uno de los hospitales descentralizados que manejan sus propias economías", explicó, y, dando la razón a Moschetti, detalló que el número que los proveedores manejan no coincide con el que tienen los hospitales.

El problema se generó porque, sin consultar a los directores, el ministro ratificó la deuda que le reclamaron los empresarios que se acercaron a su despacho el lunes.

Según la explicación que dio el ministro, dentro del valor que esgrimieron los proveedores está incluido lo que se entregó y lo que todavía resta por entregar, por lo que el monto vencido es mucho menor a lo anunciado.

Mientras tanto, Saracco espera el encuentro que pactó para el jueves con los proveedores de insumos médicos, "para presentarles soluciones concretas". "Más allá del porcentaje que deba cada hospital, lo importante es que ya hay una alternativa para que la prestación médica siga su curso normalmente", dijo, aliviado.la burocracia es así. Negando que el traspaso de partidas del Ministerio de Seguridad a Salud haya estado listo hace 15 días, Saracco explicó que la demora no fue deliberada ni por falta de voluntad política, sino por trámites burocráticos que se deben respetar a la hora de hacer pases de dinero.

De esta manera, para transferir fondos de un ministerio a otro hay que basarse en la Emergencia Sanitaria, la cual se elaboró por decreto y quedó promulgada el 11 de setiembre.

Para que el decreto adquiera fuerza de ley, hubo que esperar diez días más, por lo que recién el 21 de setiembre, el Ministerio de Salud estuvo autorizado para recibir los 13 millones que salieron de la cartera de Carlos Ciurca, según detalló Saracco.

Sin embargo, los fondos de Seguridad son para bienes de capital, es decir, no se podían utilizar para gastos corrientes. Pero lo que Salud necesita son fondos para afrontar, justamente, gastos corrientes, es decir, dinero para hacer frente al pago de prestadoras y servicios.

Por esto, el segundo trámite burocrático depende del Poder Legislativo, el cual debe autorizar, por medio de una excepción a la Ley de Responsabilidad Fiscal, dicha "transformación" de partidas. "Esto es lo que, gracias a Dios, aprobaron los diputados el miércoles, y esperamos que la semana que viene hagan lo mismo los senadores", comentó Saracco.sin cambios. En referencia a los amagues que Jaque viene haciendo con los cambios de gabinete, Saracco dijo que el gobernador fue claro al informar que, por el momento, no tenía ninguna intención de realizarlos.

"Nosotros estamos dispuestos a cumplir las funciones que nos designen, en mi caso, dar soluciones a los mendocinos y garantizar la salud de la población", puntualizó el ministro.

No obstante, admitió que la situación financiera de la Provincia es muy compleja, por lo que, "la preocupación de Jaque debe ser buscar financiamiento y resolver los problemas de acá a fin de año".tecnología. El encuentro entre Moschetti y el ministro de Salud tuvo como excusa la entrega de trece respiradores al hospital Lagomaggiore, para ser utilizados en las salas de internación del efector.

Los equipos forman parte de un total de 56 aparatos de alta y mediana complejidad diseñados para uso neonatal, pediátrico y adulto, y que fueron adquiridos por la Provincia luego de gestionarlos con el Ministerio de Salud de la Nación.
"Nos hacía mucha falta", explicó Moschetti, quien con frases cortas intentó despejar las tensiones manifiestas entre él y Saracco.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.