access_time 08:22
|
23 de noviembre de 2009
|
|
postoperatorio del cantante

Sandro está consciente y responde a estímulos y órdenes complejas

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/031/766/000031766-200911dsc_0031.jpg

En el informe médico se detalló que despertó ayer en la madrugada. Si se recupera, podría volver a cantar.

El estado de salud de Roberto Sánchez es muy bueno, según indicó el parte médico de ayer al mediodía. El cantautor despertó en la madrugada de ayer, luego de que se le suprimiera la sedación inicial que se retira después de las primeras 48 horas del postoperatorio.
"El despertar fue normal, ubicado, reconoce a la gente, sabe dónde está, sabe lo que ha pasado, lo que para
nosotros es muy bueno, lo que habla de que está íntegro neurológicamente", informó Miguel Nicolás, miembro del equipo médico que asiste al artista en el Hospital Italiano.
El Gitano de América reconoce y responde a órdenes simples y complejas pero continúa entubado y es asistido respiratoriamente. Pero esto está dentro del protocolo de los transplantes de este tipo. Por ahora, no hay ningún tipo de signo de alarma, agregaron los profesionales.
"No hay nada que nos llame la atención, se despertó a la madrugada, después de un plan que se aplica en estas situaciones, en el que se reduce gradualmente la dosis de sedantes para que comience a recuperar sus funciones", indicó en el parte médico de ayer Nicolás.
Sandro seguirá algo sedado, porque está entubado y se dejó atrás el riesgo del sangrado, que en un primer momento fue un problema.
"Comenzamos a avanzar en el camino del postoperatorio, va teniendo complicaciones de distinto tipo, pero otras quedan atrás", agregó el médico.
El tiempo que permanezca en terapia intensiva es independiente de lo que pueda hacer el cuerpo médico, tiene que ver con la aceptación que tenga su organismo a los nuevos órganos.
El experto en cardiología comentó que todos los transplantados, después de 10 años de ser intervenidos, tienen riesgo de rechazo a los nuevos órganos, por eso, toman medicación inmunosupresora de por vida.
La familia tiene conocimiento de que Sandro se despertó, pero no estaba en el instante que lo hizo. La mujer del Gitano, Olga Garaventa, llegó al hospital ayer pasadas las 12, con uno de sus dos hijos.
Para los especialistas, la familia tiene mucho espíritu y es gran responsable de que haya llegado a esta instancia, porque lo han apoyado incondicionalmente, "lo que significa una parte importante a la hora de vivir y mejorar el estado de ánimo. A los médicos nos conviene. De a poco recuperará su vida normal", contó Nicolás.
Los profesionales que lo atienden consideran que todas las horas son difíciles en pacientes con estas características, en este caso, porque viene de nueve meses de internación y tiene un deterioro de todo el organismo, pero no sale de los cánones normales.
A los pacientes que reciben una intervención de este tipo no les dan de alta antes de diez días por bien que estén y, por lo menos, tienen entre 25 y 30 días de internación. Podrá salir de la unidad de terapia intensiva pero seguirá dentro de la zona de recuperación en el mismo sector.
Está internado en soledad, en un área de recuperación, y luego tendrá que dirigirse a un lugar con características especiales. Los médicos recomiendan que los primeros dos meses después de ser transplantado el paciente esté dentro del perímetro del centro sanitario en el que se le realizó la operación, para poder manejar la medicación hasta que esté estable. Una vez pasado esto, se retira a su domicilio con controles habituales.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.