Hallazgo en Villavicencio
Salió de la comisaría, lo asesinaron a balazos y tiraron su cuerpo
Omar Andrés Morales había desaparecido el 29 de noviembre y su cuerpo fue encontrado este domingo en Las Heras. La última vez que fue visto había salido de la Comisaría 50ª de Godoy Cruz tras ser aprehendido por averiguación de antecedentes.
03/12/2017

Un joven que estaba desaparecido desde el 29 de noviembre fue hallado asesinado de varios balazos la mañana de este domingo en la zona de Villavicencio, en Las Heras. Se trata de Omar Andrés Morales, de 19 años, quien era desesperadamente buscado por su familia. Fue visto por última vez tras salir de la Comisaría 50ª de Godoy Cruz, ya que había sido aprehendido por averiguación de antecedentes y recuperó la libertad en cuestión de minutos. 

Este mediodía, un grupo de personas que disfrutaban su domingo en Villavicencio, se toparon con un cadáver en descomposición, de acuerdo a fuentes del caso. Rápidamente, dieron aviso al 911 y efectivos arribaron al lugar para constatar la novedad.

Tras verificar que se trataba de un masculino que presentaba diversas heridas de bala en su cuerpo, se dio intervención a la Fiscalía de Homicidios, que tiene de turno a Horacio Cadile. El representante del Ministerio Público se hizo presente en el lugar junto a personal de Investigaciones y Científica que dieron inicio a las labores pos crimen. 

Las tareas permitieron identificar el cuerpo en poco tiempo. El mismo pertenecía a Omar Andrés Morales, que estaba siendo buscado desde el viernes, cuando su familia radico la denuncia por averiguación de paradero en la Oficina Fiscal Nº 5 de la Comisaría 16ª. 

De acuerdo con las fuentes, el chico había sido aprehendido el pasado miércoles a las 23.40 por averiguación de antecedentes en las inmediaciones del barrio Las Dalias, en Godoy Cruz. Fue llevado a la Comisaría 50ª y como no presentaba medidas pendientes, recuperó la libertad a las 00.40 del jueves, pero nunca regresó a su casa. 

Ahora los pesquisas intentan determinar las circunstacias en las que la víctima fue ejecutada. Para eso ordenaron registrar cámaras de seguridad de las inmediaciones de la comisaría godoicruceña y del lugar donde fueron hallados sus restos. 

Los pesquisas llegaron a la conclusión de que salió de la dependencia policial y luego fue capturado por los homicidas, porque no tenía puestos los cordones de la zapatillas que calzaba. Los mismos se encontraron en un bolsillo de la víctima, cuando Científica tomó contacto con el cadáver. En un principio los pesquisas pusieron el ojo en el personal policial de la dependencia policial pero, con el paso de las horas, esta hipótesis careció de pruebas, contaron los detectives. Y apuntan a un ajuste de cuentas.