access_time 20:18
|
30 de enero de 2007
|
|
EN EL CERRO DE LA GLORIA

Sacrificaron a un puma

Un puma salvaje, que había sido visto desde hace una semana en el Cerro de la Gloria, en el Parque General San Martín, fue matado en un operativo que incluyó tanto a personal de la Dirección de Recursos Renovables, de Parques y Zoológico, como a la Policía Rural. Este espécimen fue visto por primera vez en la tarde del martes en las inmediaciones del Monumento al Libertador San Martín y, según explicaron los responsables de la búsqueda de este animal, fue imposible rescatarlo con vida.

   Un puma salvaje, que había sido visto desde hace una semana en el Cerro de la Gloria, en el Parque General San Martín, fue matado en un operativo que incluyó tanto a personal de la Dirección de Recursos Renovables, de Parques y Zoológico, como a la Policía Rural.

   Este espécimen fue visto por primera vez en la tarde del martes en las inmediaciones del Monumento al Libertador San Martín y, según explicaron los responsables de la búsqueda de este animal, fue imposible rescatarlo con vida. Así lo expreso Hugo Asencio, del departamento de Fauna del Ministerio de Ambiente y Obras Públicas, quien, además, indicó que la determinación de sacrificar al puma fue tomada junto a la gente de la cartera de Seguridad. Durante la noche del domingo se montó una guardia sobre las laderas sur y oeste del Cerro de la Gloria, territorio donde se había hecho contacto visual en varias ocasiones con el felino.

   Ayer, cerca de las 6.45, quienes estaban vigilando la aparición del animal pudieron verlo nuevamente, esta vez a una distancia de algo más de cien metros. Según las fuentes consultadas, para que el puma fuera herido con un dardo somnífero se requiere una distancia no superior a los veinte metros. Esta trayectoria era siempre superada a la hora de detectar al espécimen salvaje, por lo que la única salida parece haber sido darle muerte de un disparo.

   Un efectivo de la Policía Rural fue el encargado de hacer blanco en el puma, por que se temía que pudiera hacerle daño a cualquier persona que transita por uno de los más famosos miradores que tiene la Ciudad de Mendoza. Una de las dificultades halladas por quienes estuvieron varios días tras los pasos de este felino es que la gran afluencia de gente al Cerro de la Gloria no permitía cercar la zona para poder capturar vivo al animal.

   Una vez muerto, el puma fue llevado hasta la veterinaria del Zoológico, donde se le practicó una necropsia. Los informes de los especialistas dan cuenta de que este animal tenía una edad aproximada de cinco años, medía 1,60 de longitud y una altura de 60 centímetros.

   El puma presentaba en el cuello algunas marcas que hacen sospechar que podría haber estado en cautiverio pero, según estimaron las fuentes consultadas, no se podía garantizar que este animal no ocasionara daños a personas o a los animales del Zoológico. Para despejar críticas sobre lo actuado, Asencio indicó que esta especie no tiene problemas de extinción, aunque está prohibida su caza.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.