access_time 15:43
|
15 de agosto de 2006
|

PERSONAJES

Romántico y seductor

El actor continúa arrasando en la pantalla grande con su brillante profesionalismo.

    Pese a estar casado con la despampanante morocha Catherine Zeta-Jones, Michael Douglas no deja de admirar la belleza femenina. El actor norteamericano de 61 años vuelve a la pantalla grande con el filme La sombra de la sospecha (The sentinel), cinta producida y protagonizada por el mismísimo Michael, quien muestra nuevamente al mandatario de Estados Unidos como víctima de un posible atentado, donde los principales sospechosos se encuentran, precisamente, en el interior de su servicio de seguridad.

    En el filme participan, además, bellezas como Kim Basinger y Eva Longoria. Michael Douglas se reconoció como “un mujeriego arrepentido”, pero, pese a ello, no dejó de alabar a sus coprotagonistas. Longoria “es una verdadera fuerza de la naturaleza, representante óptima de esa cultura latina que hoy Estados Unidos no puede dejar de considerar”, aseguró a la prensa. También, es la primera vez que trabajó con Basinger, a quien describió como “una actriz muy dúctil, fascinante y con mucha más riqueza y complejidad de lo que nos sugiere su belleza”. Esta admiración hacia las mujeres la heredó de su padre, Kirk Douglas, quien, en diciembre, cumplirá 90 años. “Es un hombre lleno de coraje y siempre atento a disfrutar de la belleza femenina mucho más que yo”, aseguró.

ACERCA DE DOUGLAS. El actor de grandes éxitos cinematográficos está casado con Catherine Zeta-Jones, quien es 25 años más joven. No sólo se dedica a su carrera en el cine, sino que lucha por la defensa del medio ambiente y los derechos de los humanos. “Me parece que las páginas más importantes del futuro girarán alrededor de estas cuestiones, del desarme y del problema del terrorismo”, recalcó, y añadió “Estados Unidos necesita algo muy marcado.

    Creo que no nos hacen falta héroes, sino líderes”. Después de 30 años de carrera, de conquistar dos Oscar y producir varios éxitos de taquilla, Douglas se ha ganado la fama de convertir en oro todo lo que toca. El actor ha sabido sobreponerse a su apellido y escribir su propia leyenda en la historia del cine. Wall Street, Bajos instintos, Traffic y Atracción fatal son algunos de los filmes que tuvo el mérito de protagonizar, alcanzando amplio reconocimiento por parte de los críticos. Michael se sintió atraído por la profesión de su padre desde joven y, después de estudiar Filosofía y Letras en California, decidió trasladarse a Nueva York para formarse en Arte Dramático.

    En sus inicios participó en algunas películas menores y se curtió en el teatro. Así fue como consiguió el primer gran papel de su carrera, el de Karl Malden en la serie policíaca Las calles de San Francisco, uno de los éxitos televisivos de los setenta. Por su trabajo, Douglas recibió dos nominaciones a los Emmy y tuvo la oportunidad de dirigir dos episodios de la serie. La experiencia detrás de las cámaras le gustó y se volcó entonces en la producción cinematográfica.

    En 1975 le compró a su padre los derechos de la novela Alguien voló sobre el nido del cuco y produjo la película. Con Jack Nicholson a la cabeza, la cinta ganó cinco Oscar y se convirtió en todo un clásico del celuloide. Desde entonces, Douglas intercaló las labores de producción con las de intérprete. Produjo El síndrome de China (tres nominaciones al Oscar) y volvió a ponerse delante de la cámara en Coma, Tras el corazón verde, Atracción fatal (junto a una impecable Glenn Close) y Wall Street (1987), por la que recibió su primer y único Oscar como actor.

   Especializado por un tiempo en las comedias románticas y de aventuras, Michael encontró en Kathleen Turner a su complemento ideal y, juntos, hicieron Tras el corazón verde, La joya del Nilo y La guerra de los Rose. Pero, con la llegada de los 90, se embarcó, junto a Sharon Stone, en otro thriller; Bajos instintos, que obtuvo un gran éxito de la crítica y en la taquilla. Unido a la actriz Catherine Zeta-Jones desde 1999, Michael ha producido cintas como Cara a cara o Legítima defensa.

    Ante las cámaras, ha seguido abonado al éxito gracias a películas como The game, Jóvenes prodigiosos o la ganadora de cuatro Oscar Traffic. En uno de sus recientes trabajos, Hasta que la muerte los separe, Douglas volvió con éxito a la comedia, demostrando, una vez más, sus innatas dotes como actor. Indudablemente, este hombre de reconocida trayectoria ha sabido cosechar grandes resultados en su vida personal por su impecable labor y su profesionalismo desplegados en el medio.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.