access_time 15:41
|
20 de julio de 2006
|
DELINCUENCIA JUVENIL

Roban un auto y mueren en un choque

Tres de los cinco jóvenes ocupantes del vehículo sustraído perdieron la vida al embestir de frente a un camión.

    Un fatal desenlace para una seguidilla de desaciertos que protagonizaron cinco jóvenes, de entre 15 y 18 años, se produjo ayer a la madrugada, cuando en el vehículo que habían robado chocaron de frente con un camión y tres de los ocupantes del auto perdieron la vida. El hecho, que unió un típico caso de delincuencia juvenil con un trágico accidente vial, se produjo ayer cerca de la 1.30.

    A esa hora, en el Acceso Norte, a la altura del 350, en el departamento de Las Heras, un Ford Sierra que iba en dirección norte se cruzó de carril y terminó embistiendo a un camión que venía en sentido contrario. Luego de dar trompos y tumbos, el automóvil quedó detenido sobre la banquina oeste de la avenida Fuerza Aérea Argentina. Como consecuencia del violento impacto, tres de las personas que iban a bordo del Ford Sierra fallecieron horas después en el Hospital Central.

    Las víctimas de este accidente fueron identificadas como Pablo Adrián Torreblanca, de 15 años; Juan Oscar Torreblanca, de 18 años (hermano del anterior), y un menor de 16 o 17 años que hasta ayer a la tarde no había sido identificado. En cuanto a los otros ocupantes del Sierra, Guillermo Soria, de 17 años, permanece internado en terapia intensiva del Hospital Central, y un menor de edad, de 16 años, fue llevado luego del choque a la Comisaría 36ª, donde quedó aprehendido. Este siniestro vial permitió que se develara que el Ford Sierra que impactó contra al camión marca Keenworth, con patente chilena, conducido por Sergio Ernesto Rojas, de 46 años, también procedente de Chile, fuera identificado como un auto robado.

    La sustracción del auto se realizó entre los últimos minutos del martes y los primeros de ayer, y este robo fue cometido por los jóvenes que se estrellaron contra el camión. En Ford Sierra fue robado, en calle Alberdi al 1500 de San José, a Aníbal Di Paola, quien recién ayer, cerca de las 7, tomó conocimiento del ilícito del que fue víctima. Los investigadores de este caso piensan que, en el trayecto entre el robo del auto y el fatal accidente, los cinco ladrones que iban en el auto de Di Paola pudieron haber cometido algunos otros ilícitos.

    Otra información que surgió de la pericia que se efectuó en el auto robado es que en el interior del Sierra se halló una bolsa con pegamento, la que habría sido usada por los ladrones del vehículo, para estimularse. Un detalle más con respecto a lo hallado en el auto que usaban los ladrones es que se descubrió que el freno de mano había sido activado, típica maniobras de quienes, a alta velocidad, pretenden hacer derrapar a un vehículo.

    El camionero chileno, quien venía desde San Juan con destino a su país de origen, indicó que, en el momento en que el Ford Sierra se le puso enfrente, no alcanzó más que a intentar desviar la marcha de su vehículo, el que terminó sobre un alambrado. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.