access_time 20:50
|
9 de noviembre de 2009
|
|
CRÍTICA

Rita, de Gaetano Donizetti, se montó en el Independencia y sorprendió

Muchos eran los interrogantes que nos hacíamos acerca de la adaptación local de la ópera cómica Rita, de Gaetano Donizetti, que se desarrolló el fin de semana en el Independencia y, los resultados fueron por demás sorprendentes. Tanto la puesta en escena como la interpretación de los artistas dejaron en claro que es posible realizar buenas obras de este género en Mendoza, sin apelar a grandes escenografías ni fastuosas orquestas.

    Muchos eran los interrogantes que nos hacíamos acerca de la adaptación local de la ópera cómica Rita, de Gaetano Donizetti, que se desarrolló el fin de semana en el Independencia y, los resultados fueron por demás sorprendentes. Tanto la puesta en escena como la interpretación de los artistas dejaron en claro que es posible realizar buenas obras de este género en Mendoza, sin apelar a grandes escenografías ni fastuosas orquestas. Lo cierto es que desde hace tres años –tiempo en que Cristian Giraldo, director mendocino de la puesta recibió las partituras de la obra–, los artistas comenzaron a trabajar y ese esfuerzo y profesionalismo se vio en escena. Los artistas demostraron un trabajo impecable, y lo que más se destacó fue la imponente escenografía y el vestuario, todo remontado al siglo XVIII, fusionado con elementos propios del teatro contemporáneo.
BRILLO ESCÉNICO Y PROFESIONALISMO. Pese a que no hubo mucha asistencia de público, quizás porque el género no está muy afincado en el espectador mendocino, la puesta recibió el aplauso de los presentes, quienes se mostraron conformes con el trabajo presentado. A diferencia de las grandes óperas alemanas o italianas, sólo tres artistas se presentaron en la escena local, y supieron recorrer las tablas del Independencia con absoluto profesionalismo. Con canciones traducidas por el director al español, Rita se presentó como una alternativa dentro de la movida cultural mendocina y logró resultados muy grandilocuentes.
    Los solistas brillaron en la escena por sus imponentes voces, aunque tuvieron momentos débiles en lo que actuación respecta. Hubo mucha exageración y hasta gags utilizados casi sin sentidos, claro que la ópera era cómica, pero esos bocadillos (adaptados con elementos del teatro contemporáneo) hicieron tedioso el seguimiento de la puesta. Aunque nada opacó el brillante desempeño realizado por el elenco Tabula Rasa.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.