access_time 21:53
|
23 de octubre de 2009
|
|
POR UN PARTIDO DE FÚTBOL

Revuelo por un viaje de Aerolíneas a Uruguay

La gran pasión de los argentinos, el fútbol, le puede costar un gran dolor de cabeza a varios funcionarios y legisladores nacionales, luego de que el legislador mendocino Omar de Marchi, presentara un pedido de informe en el Congreso.

La gran pasión de los argentinos, el fútbol, le puede costar un gran dolor de cabeza a varios funcionarios y legisladores nacionales, luego de que el legislador mendocino Omar de Marchi, presentara un pedido de informe en el Congreso. Las razones del pedido es que, para De Marchi, se utilizó un avión de la empresa reestatizada Aerolíneas Argentinas para trasladar a un contingente de personas, cercanas al kirchnerismo, que querían presenciar el partido entre los seleccionados argentinos y uruguayos por la última fecha de las Eliminatorias para el Mundial Sudáfrica 2010.


 POR LA REDONDA. Según explicó el propio legislador, la polémica se debió a un viaje hecho por un avión de Aerolíneas Argentinas que no estaba contemplado, y que, casualmente, tuvo como destino Uruguay, el mismo día en que la selección argentina de fútbol se jugaba su clasificación al mundial contra el equipo de ese país. Esa no fue la única irregularidad que el diputado demócrata expuso, ya que aseguró que el avión estuvo detenido por un espacio de siete horas, luego de que partiera a las 15.27, lo que significa que, en ese tiempo que no estuvo en funcionamiento, se perdieron 35 mil dólares. Este pedido de informe provocó que las autoridades de Aerolíneas Argentinas le contestaran verbalmente a través de los medios de comunicación.


     Según explicó el titular de empresa, Mariano Recalde, el vuelo existió pero no ocurrió con el objetivo de trasladar gente allegada al kirchnerismo, sino que se hizo por una sobredemanda que motivó que se tuviera que agregar un vuelo más. Esto, según Recalde, se llevó adelante por sugerencia de la gerencia general de la empresa y argumentó que se suele actuar de ese modo en todas las empresas que se dedican al traslado de pasajeros. Al mismo tiempo aseguró que ningún sindicalista viajó en ese vuelo y que este estaba decidido varios días previos al partido de fútbol y adujo que, si bien viajaron alrededor de 40 personas en la ida, en la vuelta hubo 70 personas a bordo. Frente a esos dichos, De Marchi aseguró que según los datos con los que él cuenta, el avión que permite llevar a 144 personas, sólo trasladó a 41, de los cuales hay que descontar a, por lo menos, diez miembros de la tripulación.


    También aseguró que se está tratando de confirmar que entre los pasajeros estaban el legislador nacional Juan Cabandié; el hijo del sindicalista Hugo Moyano, Facundo Moyano; militantes de la agrupación La Cámpora, que fuera liderada en sus comienzos por Máximo Kirchner, hijo de la presidenta y Néstor Kirchner, y además, habrían estado a bordo del avión el mismo Recalde e hijos de otros dirigentes sindicales, explicó el legislador mendocino. Según De Marchi, con el total de personas que viajaron se ocupó menos de 30 por ciento de la capacidad total del avión y desmintió que el avión haya sido dispuesto para cubrir la demanda, ya que los boletos que utilizaron los pasajeros que viajaron a ver el partido habrían sido dados por cortesía./Daniel Calivares

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.