access_time 08:08
|
8 de noviembre de 2019
|
Salud

Residencias: cada vez son menos los médicos que se postulan

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1573145534595medicos%20en%20el%20notti.jpg

El fenómeno no sólo se presenta en Mendoza sino que se replica a nivel nacional. Desde el Gobierno manifiestan que hoy los especialistas tiene otras prioridades. Oftalmología, dermatología, psicología y anestesistas son las plazas más demandadas.

Las residencias médicas en Mendoza cumplen 50 años y hay un cambio notable en el programa de formación que se hace visible en la constante falta de postulantes para los cargos a cubrir.

Según aseguró a El Sol Oscar Sagás, Subsecretario de Salud de la provincia, cada vez son más los médicos que se reciben y menos los que se inscriben en las residencias.

“Este fenómeno tiene que ver con que los médicos de hoy priorizan sus tiempos y su formación; no digo que sea mejor o peor que años atrás, sólo que es una tendencia impuesta”, manifestó el médico.

El sistema de residencias es verticalista y no todos están preparados para soportarlo: son muchas horas de dedicación ya que las mismas tienen una parte asistencial y otra académica, por lo general, un residente debe permanecer entre 10 o 12 horas dentro de un hospital y, a eso, hay que sumarle las guardias obligatorias.

“La formación mediante el sistema de residencia es muy rígido, pero es el único que da muy buenos resultados para los futuros profesionales. La especialización es lo mejor, hoy está disminuyendo y es un fenómeno a analizar”, contó Sagas.

Frente a esta realidad algunos médicos que, actualmente se encuentran ejerciendo en el ámbito público y privado, aseguraron compartir las ideas del funcionario y manifestaron que: “Uno se da cuenta si un colega hizo o no su residencia. Muchos terminan arriba de una ambulancia dando cualquier tipo de indicación que después tenemos que salvar nosotros”.

“La residencia es la base para la culminación de nuestra carrera. Es allí cuando aplicás todos los conocimientos teóricos y te enfrentás a la realidad que te explica un libro, sin ella, es muy difícil ser un buen médico”, aseguró un doctor que actualmente ejerce su profesión en diferentes nosocomios de la provincia.

Las mismas plazas, menos inscriptos

Las residencias que se ofrecen año a año son las mismas, lo que varía es la cantidad de inscriptos que está disminuyendo constantemente. La situación del 2019 se repite en el ámbito público como privado.

   

Un poco de historia: 50 años de residencias

En 1969 se concretó, en Mendoza, la primera residencia en un hospital público, con el tiempo, se incorporaron nuevas unidades académicas;  en 1993 se reglamentó el sistema de residencias y, tres años más tarde, se incorporó la primera residencia con financiamiento privado.

En el 2008 se crea la primera ley de residencia en Mendoza. Se trata de una ley que tuvo dos modificaciones, la última se realizó en febrero de este año y se centró en el examen único. El mismo se realiza a nivel país y se pueden cubrir los cupos que queden vacíos con especialistas oriundos de cualquier parte de la Argentina.  

A lo largo de estos 50 años, la provincia ha capacitado a más de 4.800 residentes tanto en el sector estatal como privado, hay 70 especialidades que se ponen en consideración de concursos.

En un principio, el Ministerio de Salud comenzó a concursar 13 plazas y, en la actualidad, esa cifra supera los 260 ofrecimientos de residencias y 37 sedes conforme en el gran sistema de formación de postgrado de la provincia, tanto en el sector público como privado.

“Probablemente haya que rever la ley de residentes, adecuarla a los tiempos que corren, es una ley sancionada en el 2008, tiene algunas modificaciones, pero evidentemente no han sido suficientes. Los médicos tienen que volver a ser conquistados por el sistema para sus especializaciones”, culminó el funcionario.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.