access_time 23:42
|
15 de septiembre de 2009
|
|
LEGÍTIMA DEFENSA

Remisero mató a dos delincuentes

Un remisero fue asaltado por dos delincuentes en la localidad bonaerense de Villa Centenario, pero se resistió a las trompadas, le arrebató el arma a uno de ellos y los mató a ambos a balazos, informaron ayer fuentes policiales y judiciales

BUENOS AIRES (TÉLAM). Un remisero fue asaltado por dos delincuentes en la localidad bonaerense de Villa Centenario, pero se resistió a las trompadas, le arrebató el arma a uno de ellos y los mató a ambos a balazos, informaron ayer fuentes policiales y judiciales. El automovilista, de 40 años, quien resultó lesionado por golpes, primero fue demorado pero finamente liberado tras declarar ante la Justicia, que consideró que actuó en su legítima defensa.

    Las fuentes policiales y judiciales informaron que el hecho ocurrió el domingo en la esquina de Larroque y 12 de Octubre, de Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora, en la zona sur del conurbano. Todo comenzó cerca de las 18, cuando el remisero circulaba por esas calles, a unos 200 metros de los tribunales de Lomas de Zamora, a bordo de su Fiat Duna rojo, en el que iba a buscar a un pasajero para realizar un viaje.

    Según los investigadores, al llegar a la esquina, el hombre fue interceptado por dos delincuentes, uno de ellos armado, que iban a pie y lo amenazaron para robarle el auto. “Fue una tentativa de robo al voleo”, explicó una fuente policial que participa de la investigación. El asaltante que iba armado obligó a la víctima a descender del vehículo y en ese momento se generó un forcejeo entre ambos, quienes comenzaron a golpearse.

    En medio de la reyerta, el remisero le aplicó al delincuente varios puñetazos en el rostro y así logró arrebatarle su arma, un revólver calibre 38, dijeron los informantes. “El remisero recibió varios golpes pero logró sacarle el arma al delincuente y luego le disparó”, dijo el pesquisa consultado. El asaltante recibió un tiro y cayó prácticamente muerto, tras lo cuál el remisero también disparó contra el cómplice, que sufrió una herida de bala en el pecho pero, de todos modos, huyó a la carrera.

    Según las fuentes, el remisero, asustado, se subió nuevamente a su auto y abandonó el lugar, primero hacia la agencia de remises en la vecina Parque Barón y luego a su casa, en el mismo medio. Allí, sus familiares le dijeron que fuera al Hospital Gandulfo a curarse las heridas en el rostro y en el resto del cuerpo, producto de la pelea con el delincuente. Mientras tanto, policías que patrullaban la zona observaron el cadáver del asaltante y a pocas cuadras a su cómplice herido, a quien llevaron al mismo hospital, en el que murió horas más tarde.

    Las fuentes dijeron que para determinar lo ocurrido, los detectives policiales hallaron en poder del asaltante fallecido en Larroque y 12 de Octubre el teléfono celular del remisero, a través del cuál lo identificaron y localizaron. Cuando los efectivos fueron hasta la casa del hombre, en Parque Barón, hallaron el Duna rojo con el revólver 38 dentro, por lo que los secuestraron para someterlo a los peritajes de rigor.

    Los familiares del hombre explicaron que había ido al Hospital Gandulfo a curarse las heridas porque había sido víctima de un robo, por lo que lo encontraron finalmente en la guardia de ese centro asistencial. En un primer momento, el remisero fue demorado y trasladado a declarar ante el fiscal de la causa, Carlos Román Bacchini, y luego fue liberado, al considerar que actuó en legítima defensa.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.