access_time 13:15
|
4 de septiembre de 2006
|
EVASIÓN IMPOSITIVA

Rematarían bienes de 20% de los deudores

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/178/830/000178830-20111120060904_04_1243275.jpg

Son de morosos que la Dirección General de Rentas llevó a la Justicia el año pasado. Al no haber pagado, estarían por perder parte de su patrimonio. Habría mayor voluntad de pago con el fisco.

       Mientras miles de mendocinos cumplen con sus obligaciones impositivas, hay una importante cantidad de grandes contribuyentes que le siguen escapando al pago, y que no tuvieron otra salida que terminar en la Justicia, con un cierto riesgo hoy de perder sus bienes. Así, en el 2005, la Dirección General de Rentas inició 41.416 juicios, de los cuales 95% tuvo sentencia a su favor en menos de 8 meses; de esta manera, 80% de los deudores regularizó su situación.


      Sin embargo, el problema está con 20% de estos "ricos morosos", quienes, tras sufrir embargos, secuestros o inhibiciones a través de remates, están perdiendo sus bienes (casas, autos, entre otros) o están a punto de quedarse sin ellos. Asimismo, en lo que va del 2006, la DGR ya inició 14.534 juicios a grandes deudores de los impuestos Inmobiliario y Automotor, según datos aportados por el departamento de Apremio Fiscal de ese organismo.


      EL PROCEDIMIENTO. El área de Fiscalización de la DGR se encarga, durante todo el año, de realizar entre cuatro y cinco intimaciones de pago a los contribuyentes morosos. En caso de que no regularicen luego de estas posibilidades de pago, la deuda pasa a ser cobrada vía apremio fiscal, donde suele incrementarse en 50%. En esta instancia, actúan los abogados de esa dependencia, conocidos como recaudadores fiscales. Los morosos tienen 15 días hábiles para pagar; caso contrario, se realiza el apremio vía legal. Así, la Justicia hace un mandamiento de pago y si el contribuyente no cumple en 10 días, actúa un oficial de justicia que puede determinar en primera instancia el embargo o la inhibición del bien, luego el secuestro y, como última medida, el remate.


      DATO A DATO. El año pasado, más de 5.000 contribuyentes sufrieron embargos y 100, el secuestro de sus bienes, de los cuales 8 fueron rematados. Por su parte, el resto de las personas que adeuda aún se encuentra en distintas etapas administrativas y judiciales. En lo que va del 2006, Rentas ha realizado 36 secuestros de vehículos, 1.595 inhibiciones y 2.495 embargos registrales, entre los que se terminó rematando, hasta ahora, tres autos y 170.000 litros de vino. "Las acciones las hacemos siempre acompañados de la Justicia, que nos responde rápidamente y no se demora más de 8 meses. Lo importante es que 95% de las demandas sale a nuestro favor porque la información que le suministramos a la Justicia es muy precisa", explicó Andrés Mansilla, jefe de Fiscalización de la DGR.


       Asimismo, el funcionario agregó: "También es positivo que 80% termine regularizando su situación, pero hay 20% que no ha normalizado su situación y queda a disposición de remates, con el riesgo cierto de perder sus bienes". "Hemos mejorado las bases de datos para ir con información cierta a la Justicia y, por eso, tenemos un alto grado de efectividad", remató Mansilla. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.