access_time 18:59
|
6 de diciembre de 2006
|
|
Nuestros Lectores

REHENES NUEVAMENTE

Hoy, el servicio de la Justicia se vuelve a resentir, siendo directos perjudicados los justiciables y sus mandatarios, los abogados, quienes no somos parte del conflicto ni de su solución.

      Ante la medida de fuerza que paraliza el servicio público de Justicia, los abogados, representantes de quienes acuden a ella en defensa de sus intereses, volvemos a vernos avasallados en nuestros derechos. El ejercicio de la abogacía, conjuntamente con las funciones propias del Poder Judicial, prestan el servicio de Justicia, considerado un servicio público del Estado que hace al sistema republicano de gobierno.


      Su matriz jurídica obliga a su preservación y no puede ser detenido por ninguna medida de fuerza, estando obligado el Estado a su prestación. Por ello, requerimos de los actores de esta medida que obvien las connotaciones que puedan interferir en su resolución y se decidan a resolver los problemas en defensa de intereses superiores de raigambre constitucional. La Suprema Corte de Justicia parece haber iniciado el camino. Nosotros no permaneceremos pasivos ante esta situación. 

TEMAS:

Opinión

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.