access_time 15:02
|
8 de mayo de 2007
|
|
ESTRELLA

Registran la muerte de una supernova

Los científicos de la NASA descubrieron la explosión estelar más brillante hasta ahora registrada, a 240 millones de años luz de la Tierra

WASHINGTON (EFE). La explosión estelar más brillante hasta ahora registrada podría ser la de un nuevo tipo de supernova, de acuerdo con los cálculos del Observatorio Chandra de rayos X, informó ayer la agencia espacial estadounidense NASA. El descubrimiento, señalaron los científicos en una conferencia de prensa, indica que las explosiones de estrellas enormes fueron relativamente comunes en las etapas tempranas del universo y que una explosión similar podría ocurrir en la propia galaxia en la que se encuentra la Tierra, la Vía Láctea.

    “Esta fue una explosión verdaderamente monstruosa, cientos de veces mayor que la de una supernova típica”, sostuvo Nathan Smith, de la Universidad de California (Berkeley), quien encabeza el equipo de astrónomos de esa universidad y el de la Universidad de Texas. “Esto significa que la estrella que explotó podría tener el mayor tamaño que pueden alcanzar los astros, unas 150 veces el tamaño del Sol. Jamás habíamos visto algo así”, añadió Smith. Los astrónomos han descubierto unas 500 supernovas tan sólo en el 2006, dijo Alan Smale, del programa Chandra en la sede central de la NASA. “Esta es extraordinariamente grande y brillante”, expresó Smith.

    El observatorio Chandra, que orbita a unos 139.000 kilómetros de la Tierra, es el telescopio de rayos X más poderoso, el que se diseñó para observar las radiaciones procedentes de regiones de alta energía en el Universo, tales como los restos de estrellas que han estallado. Los astrónomos creen que las estrellas de primera generación fueron gigantescas y la observación de esta supernova podría brindar una vista inusitada de la forma en que “murieron” las primeras estrellas. Hasta ahora no se había podido observar, en nuestra región del Universo, una supernova de tales dimensiones y en el proceso hacia su muerte.

    El descubrimiento de la supernova, denominada SN 20006gy, proporciona pruebas de que la muerte de las estrellas de tal magnitud es un fenómeno totalmente diferente del descripto por las predicciones teóricas. Dave Pooley, quien dirigió las observaciones de Chandra en la Universidad de California, sostuvo: “Los datos recogidos hasta ahora dan pruebas firmes de que la SN 2006gy fue la muerte de una estrella extremadamente grande”. Los astrónomos explicaron que, al parecer, SN 2006gy expelió una gran cantidad de masa antes de la explosión.

    Esta erupción es similar a la ya observada desde Eta Carinae, una estrella gigantesca en la Vía Láctea, y por eso algunos científicos creen que la Eta Carinae también se encamina a una explosión como supernova. La SN 2006gy bien puede ser la supernova más brillante observada hasta ahora pero se encuentra en la galaxia NGC 1260, a unos 240 millones de años luz de la Tierra. En cambio, la Eta Carinae se encuentra a apenas 7.500 años luz y es vecina de la Tierra en la misma Vía Láctea.“No sabemos si Eta Carinae explotará pronto pero es mejor que mantengamos la vigilancia, por si acaso”, indicaron los científicos.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.