Después del Zonda, ingresa el frente frío en el Gran Mendoza

access_time 19:16
|
11 de septiembre de 2019
|
Fútbol

Recuerdo: mientras se caían las Torres Gemelas, Real Madrid jugaba por Champions

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1568240137553RealMadridRoma1.jpg

El fatídico 11 de septiembre de 2001 tuvo el partido más absurdo de la historia. Ese día, el Merengue se quedó con el triunfo, 2 a 1, a Roma.

El día y el año que cambió el curso de la historia moderna, el 11 de septiembre de 2001, en el Olímpico se disputó un Roma-Real Madrid de la fase de grupos de la Liga de Campeones (con resultado final de 1-2 a favor de los blancos). Sí, el mismo día en que se desmoronaron las Torres Gemelas.

Seguramente, aquella decisión fue la más decepcionante de la historia de la mejor competición continental de clubes del mundo. Mientras las Torres Gemelas se venían abajo y todo el planeta tenía su mirada clavada en Nueva York, la UEFA no tuvo mejor idea que dar el visto bueno para que los partidos de Champions de aquel fatídico martes 11 de septiembre se jugaran.

Durante toda la tarde, los clubes pidieron al máximo organismo europeo del fútbol que se aplazara la jornada, por respeto a las víctimas de los graves acontecimientos ocurridos en Estados Unidos, pero la UEFA no dio su brazo a torcer y obligó a la disputa de la jornada como si nada hubiese pasado. Por lo menos, tuvo el detalle de permitir que los equipos lucieran brazaletes negros en sus camisetas y que se llevara a cabo un minuto de silencio. Dos gestos que sirivieron de pobre consuelo para el Roma-Real Madrid más absurdo de la historia.

Real Madrid se quedó con el triunfo

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.