access_time 12:44
|
20 de abril de 2007
|
|
QUEJAS POR MAL ACCIONAR POLICIAL

Recorrió tres comisarías tras ser raptado

Sufrió un secuestro express y fue abandonado en Bermejo. Quiso hacer la denuncia en una dependencia policial pero no se la tomaron

    Una grave denuncia por fallas en el accionar policial fue formulada ayer por Sebastián Palacio, un joven de 23 años que, según denunció, fue víctima de un secuestro express durante la mañana de ayer y, al momento de plantear el tema ante las autoridades policiales, en varias dependencias se negaron a labrar el acta y lo derivaron a otras.

    “Pareciese que tienen que matarme o que me pase algo realmente grave para que empiecen a moverse”, indicó el indignado joven, quien durante la mañana recorrió tres comisarías para poder radicar la denuncia. La primera de las seccionales a la que se dirigió fue a la de Bermejo, en la que no le tomaron la denuncia, ya que esa función le corresponde exclusivamente a las oficinas fiscales. En tanto, frente a esa misma dependencia, asaltaron el miércoles a la noche una estación de servicio y sus propietarios también criticaron el accionar policial (ver aparte).

A LA DERIVA. Cerca de las 7 de ayer, Palacio caminaba por 25 de Mayo, en la Cuarta Sección, con dirección a su trabajo.Repentinamente, un auto se detuvo a su lado y, por una de las la ventanillas, se asomó un hombre y lo apuntó con un arma de fuego. Sin dejar de amenazarlo, le exigió que se acercara al vehículo, por lo que a la víctima no le quedó otra alternativa que obedecer. Una vez al lado del auto, le pidió la billetera y, al constatar que no tenía dinero, otro individuo lo tomó por atrás y, a los empujones, lo obligó a subir al coche, tras lo cual emprendieron la retirada.

    “Eran tres delincuentes de unos 20 años que me llevaron por todos lados. Cuando ya estábamos en Bermejo, revisaron mi mochila y, como no tenía nada de valor, me hicieron bajar en un terreno baldío. Mientras se iban, uno de los delincuentes me apuntó con su arma de fuego y gatilló, pero el disparo no salió”, indicó Palacio, a quien dejaron abandonado en esa localidad guaymallina. Pero ese no sería el fin de la pesadilla para el joven.

    Tras preguntar en una panadería de la zona, le indicaron dónde estaba el destacamento policial de Bermejo –Mathus Hoyos y Avellaneda–, por lo que se dirigió hacia allá, dispuesto a relatar a los efectivos el traumático momento que acababa de vivir. Sin embargo, al llegar al establecimiento policial se encontró con una desagradable sorpresa: los efectivos le manifestaron que en ese lugar no tomaban denuncias, por lo que lo mandaron a la Comisaría Cuarta, considerando que el joven es oriundo de esa zona, manifestándole que allí debía radicar la denuncia.

    “Incluso, hasta un vecino me tuvo que prestar plata para que pudiera viajar en colectivo”, agregó. Al llegar a la Cuarta, tampoco le tomaron la denuncia y le indicaron que debía dirigirse a la Comisaría Tercera, donde está ubicada la oficina fiscal, organismo creado para recepcionar denuncias e intervenir en procedimientos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.