access_time 01:03
|
11 de mayo de 2007
|
|
ANCIANO ASESINADO A GOLPES

Reconstruyeron el homicidio del sereno de Agua y Energía

Adjudicarse un crimen ante las autoridades judiciales no siempre puede ser la llave mágica para que los investigadores dejen esclarecida la muerte.

    Adjudicarse un crimen ante las autoridades judiciales no siempre puede ser la llave mágica para que los investigadores dejen esclarecida la muerte. Esto parece sucederle a los pesquisas que tienen en sus manos el caso de un anciano que fue matado a palazos, hecho por el cual una joven veinteañera se presentó en los tribunales provinciales confesando que fue ella quien atacó al septuagenario. Ayer, en lo que fue la reconstrucción del crimen ocurrido en diciembre del año pasado en la sede del club Agua y Energía de Ciudad, la medida judicial que estuvo bajo la supervisión del fiscal especial Daniel Carniello dejó algunos cabos sueltos.

    Sucede que quien dice haber golpeado a un hombre para que no la violara, Anahí Cabrera, explicó que en la madrugada del día del crimen accedió a la invitación de un hombre que no conocía para tomar algo y que luego tuvo que defenderse de una posible violación. Por el momento, la joven no está imputada por el asesinato y pareciera que lo que se podría llegar a juzgar es un posible exceso en legítima defensa. Oscar Ferreyra, de 74 años, era el encargado del club Agua y Energía de Ciudad.

    El hombre murió luego de ser salvajemente agredido por una chica de 21 años, quien se presentó ante la Justicia y puntualizó que mató al anciano porque la quiso violar. El hecho sucedió el 21 de diciembre del 2006. AUTORÍA. Ferreyra llegó al club cerca de las 20 del día anterior.Comió un asado en el lugar junto a unas 15 personas y a partir de ese momento nadie supo qué pasó con el sereno, a excepción de Cabrera, quien se adjudicó el crimen ante Carniello. El hecho sucedió el 21 y el hombre falleció seis días más tarde, luego de permanecer en estado de coma.

    Mientras Ferreyra agonizaba en el Hospital Central, Cabrera se presentó espontáneamente ante Carniello y relató que golpeó al anciano con un palo, luego de que este la encerrara en una habitación e intentara violarla. Según la joven, ella se fue del lugar convencida de que había matado al sereno. En la escena del crimen estaban únicamente Ferreyra y Cabrera, por eso, la versión de la joven es la única de la cual el fiscal dispone. Si hubo otra persona en el lugar del crimen es uno de los puntos clave a develar en este caso y tras este dato están los investigadores.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.