access_time 16:13
|
13 de agosto de 2019
|
Femicidio

Reconoció que mató a la ex mujer y lo condenaron a perpetua

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1565721250883Femicida%20Sosa.jpg
Sosa acribilló a la madre de sus hijos con un hacha de cocina.

Luis Alberto Sosa (54), estaba detenido desde enero, cuando su ex esposa, Liliana Olguín (49), fue asesinada a puñaladas en Las Heras. La causa estaba por llegar a juicio, pero entre la defensa y la fiscalía acordaron resolver todo en un abreviado.

Luis Alberto Sosa (54) fue condenado a prisión perpetua la mañana de este martes tras por el femicidio de su ex esposa, Liliana Ramona Olguín (49), ocurrido a mediados de enero en Las Heras. El hombre reconoció el delito por el que estaba acusado –homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género­­­– durante un juicio abreviado inicial.

Ver también: "Ella sufría violencia de género pero no se animaba a denunciar"

La fiscal de Homicidios Claudia Ríos llegó a un acuerdo con el defensor oficial Mauricio Sosa Escalada, en la antesala de una audiencia preliminar al debate por jurado que debía enfrentar el acusado. De esa forma, con el aval del juez del Tribunal Penal Colegiado Nº 2 Ramón Spektor, Sosa reconoció haber matado a su ex y se impuso la pena máxima.

Esto, en parte, se debió a que las pruebas contra el imputado eran contundentes, por lo que la defensa prefirió que su cliente evitara la exposición mediática en un juicio en el que contaba con altas posibilidades de recibir la misma condena, explicaron fuentes del caso.

El crimen

Olguín fue asesinada la madrugada del domingo 20 de enero, alrededor de la 1, en su casa del barrio Espejo, en calle 3 de Febrero 872, en el distrito de El Plumerillo.

Vecinos escucharon los gritos de auxilio y de sufrimiento de la víctima mientras era atacada, por lo que dieron aviso al 911. Acto seguido, observaron a su ex marido salir ensangrentado de la vivienda. El hombre abordó su camioneta Suzuki Grand Vitara y salió a toda velocidad del lugar.

Cerca de las 2.30, personal de la División Homicidios, de Investigaciones, interceptó a Sosa cuando circulaba sobre la ruta 52, a pocos metros de la ex fábrica Minetti.

Por su parte, desde el inicio de la investigación surgió que Olguín era víctima de maltratos por parte de Sosa durante varios años. Incluso, la pareja se encontraba separada pero continuaban viviendo juntos por sus hijos.

Asimismo, se conoció que la víctima presentaba 33 heridas, en su mayoría contusocortantes, en el cuello, el tórax, los brazos y las piernas. Las mismas fueron producidas con una hacha de cocina, la cual fue secuestrada.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.