access_time 13:47
|
23 de mayo de 2007
|
|
SAN JUAN

Reconoció que intentó matar a su ex mujer

Le disparó a su mujer cuatro veces pero no logró matarla. Al parecer, Marcelo Tomás Luna, de 42 años, tuvo un ataque de furia tras sospechar que su señora lo engañaba con otro hombre y, además, le reclamaba insistentemente la cuota alimentaria.

    Le disparó a su mujer cuatro veces pero no logró matarla. Al parecer, Marcelo Tomás Luna, de 42 años, tuvo un ataque de furia tras sospechar que su señora lo engañaba con otro hombre y, además, le reclamaba insistentemente la cuota alimentaria. Ahora, luego de un año y medio, la Justicia sanjuanina condenaría a Luna a diez años de prisión efectiva, después de que el acusado reconociera la autoría de los disparos, cerrando el caso mediante un juicio abreviado.Así lo informó ayer el diario El Zonda, de la vecina provincia. La víctima, Marcelo Ormeño, salvó su vida milagrosamente, a pesar de haber sido baleada cuatro veces.

    Ante la presencia del presidente del tribunal de la Sala II de la Cámara Penal, Ernesto Kerman, Luna aceptó la acusación que pesaba en su contra –tentativa de homicidio agravado por el vínculo y lesiones leves–, ratificando frente al fiscal de Cámara y su abogado defensor lo sucedido en noviembre del 2005. Ahora, el juez debe decidir si condena o dicta una sentencia menor.

EL HECHO. Todo sucedió el 12 de noviembre del 2005 cuando, alrededor de las 22, el condenado llegó a la casa de su mujer –de la cual estaba separada de hecho– y se encontró en la puerta del domicilio a Leonardo Flores. Luna se bajó de su moto Zanella 200cc y comenzó a insultar a Flores, increpándolo sobre su presencia en la vivienda de su señora. Así lo relataron los testigos del caso. Luego, los insultos se volvieron agresiones físicas y Luna le asestó terribles trompadas en diferentes partes del cuerpo a Flores, utilizando hasta un alambre que encontró en el suelo.

   Con este elemento entre sus manos, lo tomó de los cabellos a Flores e intentó ahorcarlo en un canal cercano pero la víctima pudo escapar del furioso ataque de su agresor. En ese momento, Ormeño salía para ver qué sucedía y se topó con su ex marido desencajado y portando un revólver calibre 32, que había sacado de abajo del asiento de la moto. Luna aprovechó para recriminarle el reclamo constante de la cuota alimentaria, que entendía como un robo a su sueldo.

    Fue así que la empujó y, mientras Ormeño estaba en el suelo, Luna le pegó cuatro balazos, de los cuales uno le atravesó un pulmón. Mientras el imputado le apuntaba con el arma en la cabeza, la presencia de un vecino y de su hijo evitaron un desenlace fatal. La mujer fue trasladada de urgencia a un hospital de la zona, nosocomio en el que logró recuperarse tras varios días de internación.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.