access_time 11:31
|
20 de octubre de 2009
|
|
SEXTA CÁMARA DEL CRIMEN

Recibió 15 años de prisión por acribillar de tres tiros a un chico en Guaymallén

El homicidio por un ajuste de cuentas ocurrió en el barrio Pedro Molina el 14 de noviembre del 2008.

“Fuiste vos”. Estas dos palabras se repitieron varias veces a lo largo del careo entre una testigo clave del crimen de Jonathan Abel Carlasare (18) y el imputado, Mario Alberto Rubio. Tan firme se mantuvo la novia de la víctima en su relato, que esa prueba terminó condenado a 15 años de prisión al homicida, a quien lo espera su celda en el penal de Cacheuta. Allí permanecerá todo ese tiempo por haber acribillado al joven de tres certeros disparos en el tórax, a pesar de que su abogado defensor entendió que “no se puede condenar a una persona con falta de pruebas”.


     Pero para el fiscal de la Sexta Cámara del Crimen, todos los testigos que aseguraron haber estado en la escena del crimen ocurrido el 14 de noviembre del 2008 en el barrio Pedro Molina de Guaymallén, “faltaron a la verdad reproduciendo un relato que pareció aprendido” y que “Rubio también es un mentiroso”. Para el magistrado, el testimonio de Brenda González fue clave y por eso solicitó la pena de 15 años de prisión por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, tal como terminó sentenciando el tribunal.


    El asesinato a quemarropa ocurrió minutos después de las 12, cuando Carlasare y González caminaban juntos por la vereda de la Colombia al 2200. De acuerdo con el relato de algunos testigos, Conejo, tal como apodan al homicida, se encontraba haciendo un asado en la casa de un amigo y “en ningún momento salió”. Sin embargo, tanto para el representante del Ministerio Público como para la querellante, Florencia Díaz Peralta, esos testimonios faltaron a la verdad y por eso solicitaron compulsa por falso testimonio, a la que luego los juristas accedieron en la sentencia (ver aparte).


EL CASO. Las primeras informaciones del homicidio daban cuenta de que un joven de 18 años murió luego de recibir tres disparos cuando un grupo de delincuentes lo encerró mientras caminaba con su novia por la arteria mencionada del barrio de Guaymallén. Cuando Carlasare y González iban caminando frente al 2289, los malvivientes se abalanzaron sobre el muchacho y, sin mediar palabras, le gatillaron al cuerpo. Luego salieron corriendo, dejando a la víctima sobre la vereda y sin signos vitales, mientras su pareja lloraba desconsoladamente.


     Minutos después de ocurrido el fatal episodio, González declaró en la Oficina Fiscal Nº9 que la persona que había asesinado a Carlasare era alta y que no le pudo ver el rostro porque usaba capucha. No obstante, luego confirmó que había sido Rubio, quien fue detenido y condenado ayer después del mediodía y tras enfrentar un careo con González, quien le repitió en más de una oportunidad: “Fuiste vos, sabés que fuiste vos”. Luego de dos horas de deliberación, el tribunal resolvió condenar al Conejo a la pena de 15 años de prisión, a pesar de que la querella había solicitado 18 “por la peligrosidad de la banda que integraba”, mientras que el abogado defensor requirió la absolución indicando que “no se puede condenar, porque la gente diga que es el asesino, si no hay pruebas”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.