access_time 16:03
|
30 de agosto de 2006
|
|

DENUNCIA DEMÓCRATA

Rechazo a la intervención de la Empresa de Transporte

A pesar de que admite que la Empresa Provincial de Transporte tiene un alto nivel de gasto, el oficialismo decidió rechazar hoy el pedido de intervención que hicieron los diputados del Partido Demócrata la semana pasada.

    A pesar de que admite que la Empresa Provincial de Transporte tiene un alto nivel de gasto, el oficialismo decidió rechazar hoy el pedido de intervención que hicieron los diputados del Partido Demócrata la semana pasada. “Es irresponsable pedir la intervención y vamos a demostrar que la empresa está bien administrada. Sólo se gasta más plata porque hay mayores prestaciones”, explicó el presidente de la bancada de la UCR, Luis Petri. Los demócratas habían denunciado que el organismo estatal que presta el servicio de micros y troles (con un total de 126 colectivos y 50 vehículos eléctricos) vive una situación de “anarquía”: la planta de personal se triplicó en un año –de 230 a 850 empleados–, lo que daría un total de 5 choferes por cada micro, cuando en la órbita privada hay 2,5 conductores por unidad.

    Además, el PD sostuvo que hay cerca de 450 sanciones contra empleados “cajoneadas”. A lo que agregaron que las cuentas bancarias de la EPTM superan ampliamente la recaudación (habría un defasaje del orden de los 200.000 pesos) y que los miembros del directorio ejercen sus mandatos en condiciones irregulares. A raíz de todo esto, el PD presentó una resolución en la que pidió que el Ejecutivo intervenga la EPTM. Pero este planteo fue rechazado por la UCR en la última reunión de labor parlamentaria, lo que impediría su aprobación hoy, ya que, para que el planteo se trate en la sesión, debería tener el aval de dos tercios de la Cámara Baja.

JUSTIFICACIÓN. De todos modos, los diputados oficialistas dijeron que están dispuestos a justificar su posición en el recinto, si se abre el debate entre los diputados acerca de la posible mala administración de la EPTM. Así lo indicó Amalia Monserrat, quien precisamente dirigió la empresa estatal de troles y micros hasta hace pocos meses.

    “La bien llamada burocracia estatal no puede compararse a una empresa privada, porque hay muchos trámites y se necesitan muchos más empleados”, explicó Monserrat respecto del nivel de gasto que presenta la EPTM. La diputada radical, que ejercía la jefatura de la empresa en el período en el que se habrían detectado las sanciones cajoneadas, justificó también este tema.“Hay muchas sanciones retenidas, pero esto es propio del circuito administrativo”, afirmó, y añadió que nunca dejó de dictaminar sobre los pedidos de sanciones que llegaron al directorio. “Si se quiere gastar menos, se tiene que hacer una empresa privada. Sólo se justificaría la intervención si hubiera un mal servicio”, completó la legisladora.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.