access_time 08:06
|
25 de febrero de 2020
|
|
Investigación

Quiénes integran la banda acusada de matar al joven en la triple frontera

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1582589025043Portada%20banda%20triple%20frontera.jpg
De izquierda a derecha: Brandon Álvarez, detenido por el crimen; el Chano, señalado coautor, y Lucas Medina, quien cayó con el secuestro de armas (se pixelan los rostros por pedido de los pesquisas).

Mientras la Justicia define las imputaciones contra los dos detenidos, los investigadores de la zona profundizan sobre la trama detrás del asesinato de Agustín "Nino" Galdamez, ocurrido el sábado. Un día antes del hecho parte de la gavilla fue capturada.

El crimen de Agustín Exequiel Nino Galdamez (15), ocurrido la tarde del sábado durante un enfrentamiento en la zona de la triple frontera entre Godoy Cruz, Luján y Maipú, seguía sin imputados hasta este lunes por la noche. 

El fiscal de Homicidios Carlos Torres, a cargo de la instrucción, recolectaba pruebas para definir la calificación de los dos presuntos matadores que se encuentran detenidos: Carlos Marcial Ávila Blanco (46) y Brandon Emanuel Álvarez Valdivia (21).

Ver también: El trasfondo de la guerra narco que provocó el crimen en la triple frontera

Tal como lo publicó El Sol, otros sucesos de los días previos al hecho de sangre están vinculados con la misma gavilla a la que están señalados de pertenecer los sospechosos.

Incluso, otro señalado autor, conocido como el Chano –quien no fue detenido–, ya había sido mencionado por una mujer que sufrió una balacera contra su casa un día antes de la muerte del adolescente.

Esa misma jornada en uno de los procedimientos fue aprehendido un hijo de Ávila Blanco junto con otros tres jóvenes, cuando llevaban armas de fuego, marihuana, dinero y hasta una granada.

La organización a la que pertenecerían estos personajes se encontraba enfrentada a otra conocida como la Banda de Los Paperos, con la que se disputaban el territorio de venta de droga en el asentamiento Néstor Kirchner, escenario del asesinato.

Todo hace pensar que la víctima estaba vinculada a esa última gavilla, la cual está comandada por algunos familiares paternos, según detectives con experiencia en ese sector.

Lo cierto es que las seis detenciones que sumaron los procedimientos por los enfrentamientos armados del viernes y el sábado dejaron, prácticamente, desarticulada una de las facciones.

Pese a eso, los pesquisas continúan trabajando para conocer más sobre la trama de la guerra de bandas que tuvo a maltraer a la triple frontera en los últimos días.

Balaceras e incautaciones

La semana pasada fue aterradora para los vecinos del Néstor Kirchner e inmediaciones, casi a diario se registraron cruces armados en las calles, pero el viernes hubo dos novedades que parecían anticipar lo que iba suceder un día después.

Eran cerca de las 11 cuando una mujer se comunicó con la línea de emergencias 911 para denunciar que había sufrido un ataque contra su domicilio, localizado en la citada villa de emergencia.

Cuando policías se desplazaron hasta el lugar y entrevistaron a la víctima, de 25 años, esta les explicó que una mujer y su hijo le habían prendido fuego el auto de su hermana, un Dodge 1500 que se encontraba estacionado en el patio de su casa.

Al parecer, las llamas no alcanzaron a extenderse y la situación no pasó a mayores. Pero, la joven agregó que los sujetos también efectuaron disparos contra el inmueble mientras se daban a la fuga.

La denunciante les aseguró a los uniformados que había reconocido a los autores de la agresión: se trataba del Chano y de su madre, revelaron fuentes cercanas al caso. Al día siguiente, el mismo sujeto fue mencionado por los testigos del homicidio de Nino Galdamez.

En tanto, por la tarde del viernes se iba a registrar otro procedimiento que iba a terminar relacionado con el crimen del adolescente.

Fue alrededor de las 17 cuando numerosos llamados al 911 advirtieron sobre disparos en el Néstor Kirchner, razón por la que el Centro Estratégico de Operaciones (CEO) desplazó a motos del Grupo Operativo de Maipú y efectivos de la Subcomisaría Lorenz.

Al llegar al lugar, los policías observaron a un sujeto manipulando un arma de fuego, por lo que empezaron a perseguirlo a pie por entre los pasillos del asentamiento.

A los pocos metros lo atraparon y le secuestraron una pistola calibre 22, que se encontraba cargada con seis cartuchos, y un morral con quince cigarrillos de marihuana, detallaron las fuentes.

Otro de los involucrados también pudo ser aprehendido en el patio de una vivienda y se le incautó un revólver calibre 32. También llevaba dos vainas percutadas y otros catorce cartuchos sin utilizar, agregaron.

Asimismo, un sujeto que se había ocultado tras unas maderas fue descubierto y detenido por los uniformados, quienes le hallaron una escopeta calibre 16 de doble caño, con dos cartuchos en la recámara, y otros dos en el bolsillo.

Mientras, uno de los sospechosos intentó escaparse hacia el barrio Metrotranvía, pero fue interceptado por las motos policiales. A este se le halló una granada de fragmentación.

Los detenidos fueron identificados como Lucas Ezequiel Medina Soria (25), Juan Manuel Vera Escobar (26), Franco Kevin Lucero Romero (21) y Lucas Matías Ávila Altamirano (26). Este último es hijo del hombre aprehendido por el asesinato de Nino Galdamez.

Al día siguiente, su casa del barrio Pablo VI iba a ser blanco de los incendios a modo de venganza que provocaron los familiares después de la muerte de la víctima por un disparo en el abdomen.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.