Femicidio: asesinaron a una mujer de 37 años en San Rafael
access_time 19:44
|
10 de diciembre de 2017
|
|
Buscado

Quién es "Poronguita", el acusado de asalto que burló un operativo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1512942630340portadaporongachico.jpg

Se trata de Nazareno Gómez, de 20 años, quien heredó el apodo de su hermano Juan, condenado por un secuestro extorsivo. Está señalado por robar una moto y un auto el jueves por la noche. Ese día se realizó un gran despliegue policial pero no lo encontraron.

En la noche del jueves, la atención en el Gran Mendoza se centró en un enorme despliegue que la policía desarrolló alrededor de una casa de calle Alberdi, en San José, Guaymallén. Allí buscaban al señalado autor de un asalto armado en el que dos jóvenes resultaron heridos.

El nombre del sospechoso era Nazareno Julián Gómez (20), mejor conocido como el Poronguita o Poronguita chico. Ese apodo lo heredó de su hermano, Juan Exequiel, condenado a diez años de cárcel en mayo del año pasado por ser líder de una banda que secuestró al hijo de una señalada narco lasherina en el 2014.

El operativo para dar con el Poronguita menor y un cómplice que habría actuado con él duró más de dos horas. Las cámaras de las televisoras locales se apostaron en las inmediaciones del lugar, aguardando la captura de los sujetos. Pero todo fue incertidumbre cuando los miembros de las Fuerzas de Operaciones Especiales (GES y GRIS) dejaron la zona. Todo quedó despejado en cuestión de minutos. Horas después trascendería que, al parecer, los malvivientes nunca estuvieron en el domicilio. Una versión también indica que pudieron haber ingresado en un primer momento pero huyeron antes del arribo policial.

Las acciones de los agentes de la zona se extendieron hasta horas de la madrugada del viernes, pero Gómez y su secuaz no fueron hallados. A partir del día siguiente la “caza” de los sospechosos quedó en manos de la División Búsqueda de Prófugos, dependiente de la Dirección de Investigaciones. Los sabuesos, por estas horas, realizan un minucioso trabajo de campo y diversas averiguaciones para dar con ambos.

¿Acorralados?

Eran las 20 del jueves cuando un asalto armado se registró en una estación de servicio YPF, ubicada en una esquina de Francisco de la Reta y Uruguay, en el citado distrito guaymallino. El blanco del atraco no fue el dinero de la recaudación del lugar, como suele pasar, sino dos hermanos. A uno de ellos, de 24 años, le robaron un Fiat Palio Adventure bordó, y tenía una esquirla de bala en el pie derecho. En tanto, al otro, de 21, le sustrajeron una motocicleta Yamaha FZ blanca, y presentaba un corte en el cuero cabelludo por un cachazo que recibió.

Personal uniformado fue desplazado a la escena luego de que el Centro Estratégico de Operaciones (CEO) recibiera la novedad. Al llegar, testigos señalaron que las víctimas fueron sorprendidas por dos sujetos que actuaron juntos, pero que los abordaron por separado. Además, indicaron que el malviviente que tomó el rodado menor se dirigió a un domicilio de calle Alberdi 1405, la dejó afuera e ingresó.

El señalado ladrón fue identificado como el Poronguita. En un primer momento, esta información desconcertó a los investigadores debido a que el malviviente que era conocido con ese nombre está en prisión. Pero, luego, constataron que se trataba de su hermano, Nazareno.

Al parecer, el Poronguita chico reside en esa casa desde hace algún tiempo con otros individuos. Vecinos de la zona dijeron que el lugar es una especie de aguantadero.

Ante la información de que el presunto autor del asalto se encontraba atrincherado en esa propiedad arribó al lugar personal del Grupo Especial de Seguridad (GES) y del Grupo de Resolución de Incidentes y Secuestros (GRIS). También contaron con el apoyo de la UMAR (Unidad Motorizada de Acción Rápida), Unidad Investigativa Departamental Guaymallén (UID), con personal de comisarías de la zona y otras unidades.

Incluso, también brindó apoyo lumínico el Eurocopter E-145, el nuevo helicóptero incorporado por la fuerza provincial.

Fuentes policiales indicaban en ese momento que los sospechosos estaban “acorralados”. Pero, pese al esfuerzo, las estrategias desarrolladas para atraparlos fueron en vano. No se halló a nadie en el interior de la propiedad ni en las viviendas contiguas.

Cerca de las 2.50, ya del viernes, se halló el automóvil sustraído en el barrio Belgrano, en Las Heras, frente a la casa 14 de la manzana 14. En ese complejo vive una hermana del Poronguita, comentaron las fuentes.

“Moquero” y peligroso

Nazareno Gómez nació 29 de abril de 1997 y está domiciliado en la casa 23 de la manzana K del barrio Belgrano. Pese a esto, hace un tiempo empezó a vivir en San José. Los vecinos de esa zona indicaron que es un joven “moquero”, que siempre está metido en problemas y vive inmerso en el mundo delictivo.

En su perfil de Facebook, el Poronguita chico casi siempre se muestra armado en sus fotos. Revólveres, pistolas y hasta subfusiles forman parte de su armamento. Fuentes policiales indicaron que cuenta con antecedentes por delitos contra la propiedad y contra las personas.

Durante el fin de semana se conoció un video que fue publicado por El Sol en el cual el joven muestra armas y lanza una amenaza a algún enemigo. Asegura que va a balear su casa y que cuenta con dos pistolas calibre 9 milímetros.

El hermano que secuestró a un amigo

Se podría decir que Juan Exequiel Gómez (24) es el Poronguita “original”. El maleante se hizo a conocido en mayo del 2014 cuando fue detenido por el secuestro de Luciano Matías Pereyra, –hijo de la señalada narco conocida como La Belén del 26 de Enero– y que solía pertenecer al grupo de Gómez.

Ese hecho había ocurrido la noche del 7 de abril de ese año. En esa ocasión, la víctima estaba con dos conocidos, el Poronguita mayor y Emilio Finito Rodríguez. Mientras iban a bordo de un auto, camino al barrio Villa Güemes, Gómez y Rodríguez exigieron a los otros dos sujetos que se bajaran y secuestraron a Pereyra. Eso hicieron y lo mantuvieron captado en el interior de su propio auto. A su madre le comenzaron a exigir 300 mil pesos, armas y drogas.

Tres días después, mediante un seguimiento, efectivos rescataron a la víctima y detuvieron a dos acusados. El resto de la banda cayó con el pasar de los días. En el 2016, los siete integrantes de la gavilla fueron condenados por el Tribunal Oral Federal Nº1 a diez años de cárcel.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.